Edición Impresa

Trump rompió todo diálogo con los demócratas

El hecho sin precedentes ocurrió en la Casa Blanca. Les exigió que dejen de investigarlo y de hablar de destitución.

Washington - El enfrentamiento entre el presidente Donald Trump y la oposición de Estados Unidos alcanzó ayer un nuevo pico cuando el primero terminó una reunión con los líderes demócratas del Congreso con un portazo y prometió no trabajar más con ellos hasta que dejen de investigarlo por sus presuntos vínculos con Rusia.

Trump, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la bancada minoritaria en el Senado, Chuck Schumer, tenían programada una reunión para terminar de definir un ambicioso proyecto de ley bipartidista de infraestructura nacional. El encuentro duró sólo tres minutos.

“Entré en la habitación y les dije al senador Schumer y a la presidenta Pelosi: ‘Quiero hacer infraestructura, quiero hacerlo más que ustedes, soy muy bueno en eso porque es lo que hago. Pero, ¿saben qué?, no podemos hacerlo en estas circunstancias, así que pongan fin a estas investigaciones falsas’”, explicó Trump minutos después a la prensa.

El mandatario volvió a mencionar la investigación que impulsa la Comisión de Asuntos Judiciales de la Cámara baja para determinar si su campaña presidencial de 2016 complotó con el Gobierno ruso para perjudicar las chances electorales de su entonces rival Hillary Clinton.

“Probablemente, soy el presidente más transparente de la historia de este país; no hubo colusión, no hubo obstrucción”, sentenció Trump y repitió la parte del informe del fiscal ad hoc Robert Mueller que su Gobierno aceptó hacer pública.

El presidente no escondió su malestar por las declaraciones que la dirigente opositora de mayor importancia en el Congreso había hecho ante la prensa apenas unas horas antes.

Pelosi se había reunido a puertas cerradas a primera hora de la mañana con la bancada demócrata de la Cámara baja y, según relatos periodísticos posteriores, intentó calmar los pedidos cada vez más extendidos de iniciar un juicio político a Trump.

“Necesitamos hacer nuestro trabajo y votar el impeachment; lo que haga el Senado ya corre por su cuenta”, tuiteó antes de la reunión la joven estrella del ala más progresista del partido, la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez.

Poco después, Pelosi y Schumer respondieron con sus versiones sobre el encuentro.

“Entró en la habitación. Hizo una declaración, que ni siquiera voy a describir”, dijo Pelosi. “Rezo por el presidente”, agregó.

Schumer señaló, en tanto, que la cancelación de la reunión fue “una excusa premeditada”, e indicó que “lo que pasó lo deja a uno boquiabierto”.

Agencias Télam y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario