Edición Impresa

Trump vuelve a la carga con sus viejas promesas electorales de cara a 2020

Se trata de dos de sus mayores propuestas. Hasta ahora han sido bloquedas por el Congreso, incluso por su propios correligionarios. Anoche lideraba un mitin.

Washington - Donald Trump reiteró ayer su amenaza de cerrar la frontera con México y anular el plan de salud promulgado por su antecesor, Barack Obama, en una jornada en la que volvió a la campaña con miras a la elección de 2020

“México no está haciendo NADA para ayudar a detener el flujo de inmigrantes ilegales a nuestro país. Todos son conversaciones y nada de acción”, tuiteó Trump y advirtió: “¡Puedo cerrar la frontera sur!”.

Trump también acusó de inacción a los países de América Central, de donde provienen muchos de los migrantes.

“Del mismo modo, Honduras, Guatemala y El Salvador tomaron nuestro dinero durante años, y no hacen nada. A los demócratas no les importan esas leyes MALAS”, escribió.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, respondió a Trump diciendo que su país “está encargándose del tema” e insistió en que “deben atenderse fundamentalmente las causas que originan la migración”.

López Obrador señaló que su gobierno “va a ayudar” en todo lo que pueda. “No queremos de ninguna manera confrontarnos con el gobierno de Estados Unidos”, afirmó.

Trump ya ha hecho en el pasado amenazas similares. En diciembre, en los primeros días del cierre del gobierno federal más largo de Estados Unidos, se comprometió a clausurar la frontera “por completo” si el Congreso no aprobaba fondos por 5.700 millones de dólares para levantar un muro.

Trump volvía al cierre de esta edición a las arenas con un mitin en Michigan convocado bajo su mantra electoral MAGA (acrónimo del inglés “Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo” (Make America Great Again).

A mediados de esta semana, Trump prometió desmantelar el “Obamacare”, el emblemático sistema de salud creado por su predecesor, incluyendo una petición a la justicia para que se lo declare inconstitucional. Kellyanne Conway, una asesora cercana del presidente republicano, afirmó periodistas que este sistema que combina coberturas públicas y privadas fue un fracaso. “Para los estadounidenses, no fue un elixir mágico”, expresó.

La administración de Trump está tratando de obtener en los tribunales una derogación del “Obamacare”, la cual no prosperó en el Congreso. El 28 de julio de 2018, el fallecido senador republicano John McCain emitió un voto decisivo en el Senado para derrotar el plan del presidente estadounidense.

El “Obamacare”, también conocido como Ley de Asistencia Asequible (ACA, por sus siglas en inglés), es una de las reformas más ambiciosas en la historia del sistema de salud estadounidense. La idea era obligar a los estadounidenses a suscribirse a seguros, so pena de multas económicas y, al mismo tiempo obligar a las aseguradoras a aceptar a todos los clientes potenciales, incluyendo aquellos con enfermedades preexistentes.

Gracias al programa, decenas de millones de estadounidenses pudieron acceder a un seguro de salud en un país donde el costo de las prestaciones médicas es extremadamente alto.

Pero los republicanos vieron desde el principio la obligación de tener un seguro como un abuso de poder por parte del gobierno. Y lograron, en el Congreso, eliminar las multas financieras por este motivo.

El presidente estadounidense tiene un renovado brío político desde que la semana pasada el esperado informe del fiscal especial Robert Mueller descartó una implicación de su equipo de campaña en la trama rusa y está enfocado en las elecciones de 2020. Michigan es uno de los bastiones clave para acceder a la presidencia de Estados Unidos y fue uno de los estados que le permitieron vencer a Hillary Clinton en 2016.

Agencias AFP y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario