Espectáculos

"Tu parte del trato": el retorno del thriller clásico a la TV

Es la historia de venganza de un hombre que se alía con una mujer. Como gran parte de las ficciones actuales, su producción tiene más de una ventana de difusión (televisión abierta, cable, streaming).

“El televidente hoy se ha atomizado y hay tantos contenidos disponibles como espectadores”, señala el director Jorge Nisco (“Otros pecados”, remake de “El hombre que volvió de la muerte” y “Mujeres asesinas”, entre otras), quien desde la semana próxima presentará el unitario “Tu parte del trato”, protagonizada por Nicolás Cabré, Jazmín Stuart, Eleonora Wexler y escrita por Guillermo Amoedo.

Como todas las ficciones de hoy, cuenta con varias productoras y ventanas de difusión: Turner, Artear y Flow como productores asociados y estreno por TNT el martes a las 23, Canal 13 el miércoles a las 23.45 y en Flow completa el jueves.

La historia gira en torno a un empleado de una empresa financiera hastiado de su jefe, quien conoce a una mujer intrigante. Ella le propone hacer un pacto para librarse mutuamente de las personas que odian y, lo que comienza como un juego, terminará convirtiéndose en una pesadilla de venganza. Completan el elenco Carola Reyna, Federico Olivera, Gustavo Garzón, Silvia Kutica, Fabián Arenillas y Hugo Arana, entre otros. Dialogamos con Nisco.

Periodista: ¿Esta historia de venganza tiene puntos de contacto con Montecristo o Fausto?

Jorge Nisco: Se trata de una historia de venganza atípica; porque no es una persona vengándose de otra sino que hay una tercera en discordia y eso me resulta más interesante. Los personajes son atípicos, en especial el de Jazmín, muy border, y todos tienen algo oscuro. Hay historias ocultas que si bien no son un secreto, tienen algo pesado y en función de esas historias, los personajes accionan.

P.: ¿Cómo trabajó los personajes con los actores?

J.N.: Fuimos encuadrando el modo de trabajar y de llevarlos; se trata de personas solitarias, poco expresivas, dignos de introspección, y luego pensamos en el arco de transformación que tiene lugar a lo largo de la serie. En cada escena recordamos tener en cuenta que estamos haciendo thriller, y recordé evitar el costumbrismo que a veces solemos manejar.

P.: Siempre le atrajo el género de suspenso, ¿cómo encaró el trabajo para construir ese clima?

J.N.: Tuve en cuenta todos los elementos que contribuyen al suspenso, desde la construcción del relato con las cámaras, los movimientos, los espacios, los encuadres, la luz, los tiempos de exposición, etcétera.

P.: ¿En qué cambió para directores y guionistas el dominio de las OTT (transmisión de contenidos a través de internet)?

J.N.: Para nosotros no difiere en demasía, sí desde la producción porque se piensa, como siempre ocurrió, en cómo hacer para que el espectador te elija. Eso hoy es más complejo dado que se buscan productos más distintivos, originales, se apunta a llamar la atención. La cantidad y variedad de contenidos es importante; en una plataforma hay para elegir miles de posibilidades, algo que hasta hace menos de cinco años no ocurría. Había que conformarse con lo que daba la TV y tener suerte de embocar algo. Con las OTT la posibilidad de elección se multiplicó y así también la dificultad de los productores para llegar a un público objetivo.

P.: ¿Qué sería a esta altura aquello original o distintivo?

J.N.: Últimamente se acepta un tempo más lento que era impensado años atrás, hay personajes que hablan en off, algo que era reservado al cine. La originalidad también pasa por la historia cuando años atrás bastaba con trabajar bien los personajes con una historia de menor peso.

P.: ¿Los unitarios han caído en rating o el que provee Ibope no refleja el real, al que debe sumarse el cable y las OTT?

J.N.: No ha caído el rating de los unitarios en sí sino de la TV abierta. Si un unitario mide 8 o 9 puntos en abierta, y otros 4 o 5 en TNT, más los clicks de Flow, eso da unos 15 globales; es decir, es un equivalente a lo que siempre midieron. Pero la pauta publicitaria de la TV se rige por el rating concreto que provee Ibope, de modo que la publicidad la cobra con esos 8 o 9 puntos de rating.

P.: ¿Qué diferencia encuentra entre trabajar con productores locales y con HBO?

J.N.: HBO tiene temáticas más arriesgadas, hay más tiempo de producción, esto también implica pensar y trabajar la historia. Si hay costos mayores se pueden encontrar mejores locaciones, optimizar los planos, las escenas. Antes producíamos un capítulo de unitario en 4 días cuando ahora lo duplicamos a 8. Eso redunda en una mejora de calidad notoria. Por otro lado se advirtió que la historia atrapa más si hay mayor tiempo de reflexión y hoy eso mejoró en relación a tan sólo 5 años atrás. Y la calidad visual tampoco es la misma, es muy superior.

P.: ¿Tiene proyectos más allá de dirigir ficciones en Polka?

J.N.: Con Ariel Fernández estamos trabajando en una serie fantástica llamada “Catalepsia”, que transcurre en el norte argentino y Bolivia, y mezcla extrañamente la física cuántica y la cosmogonía del altiplano. Por la temática no es fácil de conseguir un interesado en comprarla, no es una serie fácil. Acá no hay tiempos paralelos sino diferentes dimensiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario