Negocios

Uber sufrió pérdidas por u$s5.200 millones, las más grandes de su historia

La empresa internacional de vehículos de transporte explicó que el rojo en las cuentas está relacionado con su desembarco en Wall Street.

La empresa internacional de vehículos de transporte Uber está en caída y registra pérdidas por u$s5.200 millones, lo que significa el rojo más preocupante de su historia. La empresa internacional explicó que el rojo en las cuentas está relacionado con su desembarco en Wall Street.

La reacción del mercado fue inmediata: los títulos cayeron y llegaron a perder hasta un 9%.

El administrador delegado, Dara Khosrowshahi, intenta poner paños fríos pero sus palabras no bastan para frenar la caída de los títulos en la Bolsa.

"El 2019 fue el año pico para nuestras inversiones y consideramos que en 2020 y 2021 las pérdidas disminuirán", sostuvo Khosrowshahi en diálogo con medios de prensa y aseguró que Uber apunta a ser rentable y más aún.

El administrador delegado explicó que el rojo en las cuentas de la empresa está relacionado con su desembarco en el mercado de valores que, si bien representó un paso importante, resultó costoso teniendo en cuenta los premios reconocidos a los conductores.

El panorama en lo que del año "opacan los datos positivos del trimestre", agregó y citó como ejemplo que alcanzaron a más de 100 millones de clientes mensuales activos por primera vez.

"Nos estamos convirtiendo en una parte cada vez más integrada en la vida de las ciudades de todo el mundo", señaló Khosrowshahi.

Entre las otras "notas positivas" está el objetivo alcanzado de 1.680 millones de viajes, respecto de los 1.650 millones que habían calculado los analistas.

A esto se suma que el total del plan de compensación en títulos, intereses y amortizaciones arroja una pérdida de 656 millones dólares: inferior a la esperada por el mercado, estimada en 977 millones de dólares.

Se trata de pequeños avances que no son tan visibles en las evaluaciones económicas y financieras globales.

Valga como ejemplo el caso de Uber Eats (plataforma de pedidos y entregas de alimentos en línea), una de las divisiones que registró el mejor desempeño trimestral: sus ingresos aumentaron un 72% (equivalente a 595 millones de dólares) y sus usuarios activos mensuales se incrementaron en 140%.

Un boom que Uber pretende aprovechar evaluando otras opciones para su servicio, incluidas las compras a domicilio.

Las tasas de crecimiento de Eats se contraponen a las de Uber. Además de haber registrado pérdidas récord, relacionadas con los 3.900 millones de dólares para el IPO (Oferta Pública Inicial que realiza una empresa cuando se lanza a la Bolsa, ndr), el segundo trimestre cerró con ingresos en alza, a 14% (equivalente a 3.170 millones de dólares).

Se trata del menor aumento jamás registrado que termina llevando a los ingresos por debajo de las expectativas del mercado, que apostaba a 3.300 millones de dólares.

También pesa sobre Uber la creciente competencia, especialmente en América Latina, donde los ingresos cayeron en 24% respecto al año pasado, lo que equivale a 547 millones de dólares.

Con el derrumbe de las acciones, Uber comienza a formar parte del club de las IPO tecnológicas más esperadas que se han hundido en el mercado de valores después de sus primeros resultados trimestrales de empresas cotizadas. Ya le pasó a Facebook, a Twitter y a Snapchat.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario