Los choferes de Uber, más desprotegidos que otros trabajadores frente al coronavirus

Dependen de la compañía, pero bajo la ley laboral estadounidense no tienen las mismas protecciones otorgadas a otros trabajadores regulares.

Como contratistas independientes, los conductores de las aplicaciones de transporte Uber y Lyft en EEUU se beneficiaron de la creciente demanda de viajes y las horas flexibles de trabajo.

Pero a medida que el coronavirus frena a grandes partes de la economía, los conductores y las compañías enfrentan las desventajas de un modelo de contratista ambiguo. Muchos conductores de Uber y Lyft dependen de las compañías, pero bajo la ley laboral estadounidense no tienen las mismas protecciones otorgadas a otros trabajadores regulares.

Bajo presión para mitigar la difícil situación de sus cerca de 1,3 millones de conductores y repartidores de comida en Estados Unidos, Uber ha aprovechado la crisis para promover una mayor reforma a la ley de empleo del país.

El presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, instó a los legisladores estadounidenses a utilizar la actual crisis como una oportunidad para implementar cambios a la ley de empleo existente y que creen lo que la compañía llama una "tercera vía" a medio camino de las condiciones de empleados y contratistas.

Un portavoz del senador estadounidense Chuck Schumer dijo que el proyecto de ley de ayuda federal por el coronavirus incluirá reformas para hacer que el seguro de desempleo esté disponible para los trabajadores independientes y los por proyecto, agregando que se presentarían más detalles durante el día.

La propuesta de la compañía recibió duras críticas de sindicatos. "Una 'tercera vía' es sólo un eufemismo para crear una nueva subclase de trabajadores con menos derechos y protecciones", dijo Art Pulaski, Secretario-Tesorero Ejecutivo de la California Labor Federation.

En un comunicado, Uber dijo que las proyecciones económicas implican que más personas necesitarán trabajo independiente y flexible en el futuro, razón por la que desea mejorar las condiciones para ese tipo de empleo.

El plan original de beneficios de Uber no incluye seguro de desempleo, la protección que los conductores más buscan bajo las actuales circunstancias.

Un grupo de defensa de los derechos de los conductores en Nueva York llamó a Uber y Lyft a contribuir a los pagos de emergencia por desempleo.

Uber no comentó la falta de seguro de desempleo, afirmando que su modelo propuesto incluye "beneficios ampliados para los contratistas independientes".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario