UCR pone plazo a táctica separatista del PRO

Edición Impresa

En la cumbre de Cambia Mendoza, el radicalismo de la provincia le puso plazo perentorio a las sueños separatistas del PRO local, que se ausentó del cónclave para sumar tensión en el seno de la alianza. Si bien el plazo formal para presentar los frentes para las PASO del 11 de junio (las generales serán el 24 de septiembre) es el 1 de marzo, la UCR que comanda el espacio gobernante adelantó esa fecha al 15 de febrero para “dar certeza a la ciudadanía”.

Así, el radicalismo del mandatario Rodolfo Suarez y su antecesor Alfredo Cornejo le pone presión al diputado nacional Omar De Marchi, que busca una candidatura a gobernador por fuera, dinamitando JxC en la provincia, con apoyos de desencantados con el mando del frente oficialista y sectores del peronismo.

“Cambia Mendoza sigue vigente con una amplia representación política. Aquellos que tengan intenciones de buscar otro rumbo, deben plantearlo de frente a la ciudadanía sin excusas ni especulaciones electorales”, señaló tras la reunión del martes por la noche Tadeo García Zalazar, presidente de la UCR de Mendoza e intendente de Godoy Cruz.

Luego, prosiguió: “Mientras algunos siguen pensando de que lado estar, desde el Frente Cambia Mendoza avanzamos en una agenda federal de cara a las próximas elecciones que incluye capacitaciones por toda la provincia de Boleta Única y la creación de propuestas en una plataforma participativa”.

Horas antes del encuentro realizado en un comité radical de la capital mendocina, el PRO le había enviado una carta a García Zalazar en la que justificaba el portazo al convite.

La misiva, firmada por Álvaro Martínez, titular del PRO de Mendoza, señalaba: “Destacamos que vemos, con desazón, que nuevamente se insiste en ignorar los planteos que realizamos anteriormente para dar vitalidad al frente Cambia Mendoza”.

Luego le espeta a la UCR haber avanzado “con decisiones en forma unilateral, en nombre del Frente Cambia Mendoza, sin consulta previa” y que los valores de diálogo y la buena fe “han estado ausentes en varios dirigentes de un sector del radicalismo, y de su socio principal, la izquierda de Libres del Sur”.

Vale recordar que la UCR había elevado los tironeos a la mesa nacional de JxC. Vía Patricia Bullrich le enviaron el mensaje a De Marchi de la voluntad del frente de que las diferencias internas se dirimen en las PASO. Sin embargo, lejos de calmarse las aguas, la tensión siguió en aumento.

Dejá tu comentario