Economía

UIA recibió al oficialismo pero ya está en "modo Alberto F."

El candidato Miguel Pichetto y el ministro Dante Sica analizaron la propuesta de política económica de la central. Pedido a industriales para que no hagan colchón de precios ante eventual acuerdo social.

Mientras el presidente Mauricio Macri estaba en Jujuy a 1.500 km de Buenos Aires, en el marco de su campaña proselitista con vistas a las elecciones del domingo, su candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, y el ministro de la Producción, Dante Sica, se reunieron con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) para recibir las propuestas de política económica que elaboró la central para el período 2020-2023.

Si bien ambas partes destacaron la “coincidencias” que tienen sobre la problemática industrial, durante la charla aparecieron algunas diferencias. Los empresarios ya están con la cabeza puesta en cómo van a encarar la convocatoria a un Acuerdo Social ante un eventual triunfo del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.

En ese marco, Pichetto asumió el rol del autocrítico. Comentó que si bien al principio el gobierno de Mauricio Macri procuró llevar adelante una política que contemplara al sector fabril, durante los últimos dos años el escenario cambió. También Sica reconoció que hubo diferencias con los industriales respecto de cómo se debería haber manejado el aspecto financiero de la economía local.

Por el lado empresario estuvieron, además de Miguel Acevedo, Luis Betnaza, Daniel Funes de Rioja, Eduardo Nougués, Cristiano Rattazzi, Alberto Sellaro, Miguel Ángel Rodríguez, Alberto Álvarez Saavedra, Martín Rappallini, Carolina Castro y Martín Cabrales, entre otros.

“Hay grandes temas en los cuales coincidimos. Podemos tener algunas divergencias en algunas miradas por ejemplo en cómo avanzar en el esquema del mercado financiero, pero hay mucha coincidencia de cuales son los problemas, los instrumentos y la necesidad de construir un consenso”, dijo a la prensa Sica al término de la reunión. “También coincidimos en la necesidad de modernizar nuestro sistema de relaciones laborales”, agregó el funcionario, quien la semana pasada en Mar del Plata había advertido que parte del empresariado procura generar un colchón de precios de cara a un posible acuerdo de precios y salarios. La denuncia del funcionario es verosímil. Uno de los miembros de los equipos de Alberto Fernández, el exsecretario de Industria y exasesor de la UIA, Miguel Peirano -que actúa como nexo con los técnicos de la entidad- también les pidió colaboración a los empresarios para que no aumenten los precios de manera preventiva.

La relación de la UIA con Macri está virtualmente rota. En el Gobierno consideran que Acevedo le hizo un desplante en oportunidad del 12 Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba hace 20 días. El presidente de la UIA estuvo ese día por la mañana en el evento empresarial pero no se quedó al cierre a cargo del primer mandatario, que era por la tarde. La razón que esgrimió el empresario fue que el encuentro era organizado por la UIC y que perdía el avión, que salía a las 16. Desde allí la relación quedó seriamente afectada, sumado a ello que la UIA encontró fuerte sintonía con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. “Estamos viendo no tanto la coyuntura sino los próximos cuatro años, para los cuales pensamos se debería empezar a trabajar”, expresó Acevedo al finalizar el encuentro con el oficialismo. Al entender que la mayoría de los puntos del plan industrial “tiene mucho de sentido común, por eso no se están encontrando opiniones divergentes”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario