Deportes

Un duro golpe para Golden State: Durant se rompió el tendón de Aquiles

El alero confirmó en redes sociales la grave lesión y anunció que fue intervenido. Afuera ya de las finales de la NBA, no tiene plazo para volver a jugar.

El alero estrella de los Golden State Warriors Kevin Durant sufrió una rotura del tendón de Aquiles en el quinto juego de la Final de la NBA frente a los Toronto Raptors, que ganaron los vigentes campeones 106-105 y los dejó vivos en la eliminatoria 2-3, confirmó este miércoles el propio jugador.

"Quería actualizaros a todos sobre mi estado: me rompí el (tendón de) Aquiles. La operación tuvo lugar hoy y fue un éxito, pan comido. ¡Mi vuelta empieza ahora!", señaló en su cuenta de Instagram el alero, que podría perderse la próxima temporada al completo.

El tiempo estimado de baja en lesiones así oscila entre los ocho meses y un año.

"Como dije el lunes, estoy profundamente dolido, pero estoy bien. El baloncesto es mi gran amor y quería estar ahí aquella noche porque eso es a lo que yo me dedico. Quería ayudar a mis compañeros en nuestra búsqueda del triplete. Son cosas que pasan en el juego y estoy orgulloso de haber dado todo lo que pude físicamente, y estoy orgulloso de mis hermanos, que pudieron ganar el partido. Va a ser un largo viaje pero yo estoy hecho para esto", agregó junto a una foto después de su operación en Nueva York.

Durant, que hacía su regreso a la cancha tras casi un mes de baja por una lesión diferente en la pantorrilla, logró en aquel juego 11 puntos en sus 11 minutos en cancha antes de desplomarse al principio del segundo cuarto y abandonando el Scotiabank Arena de Toronto antes de acabar el encuentro en muletas y con una bota protectora.

"No creo que haya que culpar a nadie pero sé cómo es este mundo y si hay que culpar a alguien, que sea a mí. Kevin Durant ama jugar al básquetbol. Es una de las personas más incomprendidas. Es un gran compañero, una gran persona y no es justo. Me siento afortunado de conocerlo. No tengo información de lo que tiene hasta que le hagamos la resonancia pero la gente que trabaja con él son buena gente", apuntó el lunes con lágrimas en los ojos el mánager general de los Warriors Bob Myers.

La franquicia de San Francisco se hicieron con la victoria 106-105 y continúan con vida en la eliminatoria en busca de su cuarto anillo en los últimos cinco años.

"Una victoria increíble y una pérdida horrible al mismo tiempo", resumió por su parte su técnico Steve Kerr tras el encuentro. "Lo vamos a echar de menos", dijo de su lado Klay Thompson.

"La vida es más importante... Nadie debería pasar por algo así", sentenció su compañero Stephen Curry.

El alero, máximo anotador de Golden State en playoffs con 32,3 puntos por encuentro, se había lesionado previamente el pasado 8 de mayo durante el quinto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste frente a los Houston Rockets y se perdió la final de su zona ante los Portland Trail Blazers, a los que los Warriors barrieron 4-0.

La lesión del alero tiene un efecto inmediato en el futuro inmediato de la NBA. No en vano, Durant es agente libre el 30 de junio y podría decidir marcharse a otro equipo o continuar ligado a los Warriors, que deberían jugar al menos la mayor parte de la próxima campaña sin él.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario