Información General

Un espacio recuperado al delito se convirtió en sede un programa social

La Justicia le cedió al Ministerio de Desarrollo Social bonaerense ese espacio para llevar adelante el programa que ayuda a adolescentes y jóvenes.

Un supermercado ubicado en el barrio Santa Marta, en Tristán Suárez, donde se cometía el delito de trata de personas fue recuperado y hoy funciona como sede del programa que ayuda a adolescentes y jóvenes.

Tras ser desbaratada una banda en esa actividad ilegal, la Justicia cedió el espacio al Ministerio de Desarrollo Social bonaerense que lo transformó en un espacio donde funciona una sede del programa Envión, que ayuda jóvenes en situación de vulnerabilidad social.

"Hoy estamos dando un paso más en la lucha contra las mafias. Acá había un supermercado donde se cometían delitos y ahora va a funcionar una sede del programa Envión para dar asistencia y contención a jóvenes del barrio", expresó Santiago López Medrano, ministro de Desarrollo Social de la Provincia.

ENVION2.jpg

En el Programa Envión del Ministerio de Desarrollo Social participan más de 121 mil jóvenes entre 12 y 21 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. El objetivo principal es la inclusión, la contención, el acompañamiento y el diseño de estrategias que fortalezcan su estima, reparen y brinden igualdad de oportunidades. El programa ya tiene más de 300 sedes en todo el territorio provincial.

Luego del accionar del Ministerio de Seguridad bonaerense la transferencia del espacio para uso social se encuentra registrada en la causa FLP Nro. 1431/2013, que tiene el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nro. 2 de Lomas de Zamora.

La nueva sede de Envión fue refaccionada por el municipio de Ezeiza y contará con aulas, oficinas y comedor para recibir a los jóvenes que tendrán allí, por ejemplo, apoyo escolar, entre otras actividades. El equipo técnico que brinda el Ministerio de Desarrollo Social está compuesto por psicólogos, asistentes sociales y docentes.

No es la primera vez que se transforma un sitio donde antes se desarrollaban actividades fuera de la ley. Entre otros casos, La Casa del Rey Arturo -luego denominada La Casa de la esperanza--, pasó de ser un búnker narco en Monte Grande a un Centro de Atención Provincial. En Almirante Brown un búnker de venta de droga en la actualidad es sede del fortalecimiento del programa de asistencia a la víctima, entre otros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario