Edición Impresa

Un feriado evitable

La ventaja de los mercados financieros “electrónicos”, además de su velocidad, es que pueden funcionar sin la interacción física de los humanos, y desde cualquier lugar en que haya una terminal. Es cierto que la mayor parte de los operadores locales -y muchos de sus clientes- están concentrados en pocas cuadras alrededor del histórico edifico de la Bolsa de Comercio, una zona cuasi vedada el viernes por las actividades del G-20. Pero aun así hubiera sido posible que el mercado porteño operase. Los medios estaban, lo que no estaba es la voluntad, sea la de trabajar y la más significativa de (¿atreverse a?) explicarle al Gobierno que el mercado es también y tal vez por encima de cualquier otra cosa un derecho. El derecho básico de las personas a disponer libremente de sus bienes, comprando o vendiendo activos (que no causen un daño social) cuando y donde les plazca. Si este derecho se coarta, lo que hace la gente es migrar, antiguamente migraban las personas, hoy y si se trata de bienes financieros, migran sus transacciones. Los que más pueden, a los EE.UU. a los ADR (que con dinero “gris”, ni siquiera paga impuestos en Argentina), los que menos a otras plazas e instrumentos locales que respeten su derecho. La propia inutilidad para evitar esta migración -que se cura con hechos tan simples como la de permitirles a los inversores comprar y vender sus tenencias “todos los días”, al costo más bajo, de la manera más transparente y a la mayor velocidad- es lo que mejor explica la manía de burócratas e intermediarios para establecer monopolios, que la experiencia demuestra -y ellos lo saben- no hacen más que achicar el mercado. Ayer no fueron solo los papeles argentinos (los ADR) los que perdieron, la que más perdió fue la Argentina que demostró que no tiene un sistema bursátil lo suficientemente maduro como para defender y representar los derechos de sus “comitentes”. En definitiva: “muchachos, conciudadanos, después no se quejen si el Rofex sigue quitándoles market share o si cada vez hay más empresas listando en el extranjero”. Si bien no tuvimos cotizaciones locales, los ADR anotaron subas en Petrobras Brasil +1,61%, IRSA Inv. +1,4%, el G. Supervielle + 0,11%, el G. Galicia +0,36%, Pampa +0,2%, Ternium +0,14%, TGS +0,66% y la estrella del día, Cepu +2,22%. Entre las bajas, IRSA Prop. -1,2%, Loma Negra -0,09%, Telecom -0,12%, Tenaris -1,18%, Edenor -0,85% e YPF - 1,71%; la estrellada, el Macro -1,84%. En ETF el GlobalX MSCI Argentina cedió 0,62% y el iShares MSCI EM 0,1%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario