Mundo

¿Un negocio personal para el G-7?

Biarritz - El presidente estadounidense Donald Trump, quien será el año próximo anfitrión de la cumbre del G-7, generó ayer polémica al afirmar que tiene en mente organizarla en uno de sus campos de golf en Florida.

Durante el último día del G-7 en Biarritz, Trump dijo que el complejo turístico Doral, cerca de Miami, sería el lugar ideal para la cumbre anual de las democracias más ricas del mundo.

“Es un gran sitio. Cuenta con una superficie enorme, muchos centenares de acres, por lo que podremos controlar todo”, señaló ante periodistas, obviando el evidente conflicto de intereses en el que incurriría al contratar uno de sus propios hoteles.

“Está justo al lado del aeropuerto, o sea, a pocos minutos de distancia. Además cuenta con edificios que tienen entre 50 y 70 apartamentos, por lo que cada una de las delegaciones podría contar con su propio inmueble”, continuó Trump, cual agente inmobiliario.

“A la gente le encanta la ubicación del hotel”, señaló. “¡Es Miami!”, exclamó.

Trump también se mostró entusiasmado con el G-7 acogido por Francia, que se desarrolló en un lujoso hotel con vistas a la playa en la elegante Biarritz. “Podemos aprender de este”, dijo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario