Edición Impresa

"Un ojo de la cara": una historia de amor, una época de violencia

La locura de los años 70 envuelve a la pareja protagónica, que se ve a sí misma tal como era en aquellos años turbulentos.

El pasado lleno de amor, pero también de oscuridad, y el futuro como consecuencia de ello. Un hombre y una mujer viven hace 40 años, espalda contra espalda, mirándose sólo a través de espejos. Laura Mosquera, protagonista y autora de esta fuerte y emocionante obra, invita a reflexionar sobre la Argentina turbulenta de los 70. “Un ojo de la cara”, que inició su segunda temporada, es una obra de amor empapada por el contexto político de violencia que marcó a toda una generación.

“El problema que tuvimos las parejas de los 70 fue que necesitábamos tanto cuidarnos las espaldas que nos olvidamos de mirarnos a los ojos”. La frase es uno de los disparadores de la historia que se entremezcla en un libro donde la protagonista y su pareja (Rubén Cohen), dialogan con el pasado, dejando a cara descubierta sus sentimientos, pero esporádicamente florece el miedo. Natalia Pascale y Mariano Madrazo interpretan a la pareja en su juventud. Viven a flor de piel su amor y proyectan hijos. Sin embargo, un secuestro los separa. En la obra, conviven estas distintas líneas de tiempo. Hay tensión y tristeza, una búsqueda que no fue y un encuentro que rompe el corazón. Pero la pareja vuelve a apostar al amor, aunque como escudo; usan sus espejos, porque las heridas todavía están abiertas. El dolor los mantiene en vilo.

Es una historia de amor, antes y después del horror. La escenografía, despojada y austera, podría pensarse como una característica del teatro independiente. Pero sorprende el arte audiovisual para retratar un pasado fuerte y crudo: punto a favor para completar la historia.

=“Un ojo de la cara”, de L. Mosquera. Int.: R. Cohen, M. Madrazo, L. Mosquera, N. Pascale. Paraje Artesón (Palestina 919). Sábados a las 20.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario