Edición Impresa

Un país de (para) ricos

"Muchos dejamos de ser billonarios". Eduardo Constantini - 22/11/18

¿Qué hay más triste que un billonario que se queja de sus desgracias económicas? (y qué esperanza nos queda entonces para el resto de nosotros, pobres mortales).En el fondo de la cuestión yace la pregunta si el actual ha sido un gobierno “para ricos”, como lo acusa la oposición (en cuyo caso el megamillonario puede descansar tranquilo, que en su momento recuperaría lo perdido) o como implica las queja, los billonarios no integran el listado de los más beneficiados.

Lo que es seguro es que los que formamos la clase media, pagando cada vez más impuestos y con salarios y jubilaciones cada vez más retrasadas frente a la inflación, “beneficiados” no es la palabra que mejor nos cuadra.A pesar de toda la perorata “antimillos”, la administración de CFK hizo lo suyo en favor de algunos.

Así de 3 billonarios “argentos” que consignaba la revista Forbes en marzo de 2011 con un capital de u$s12.500 millones, Rocca, Bulgheroni y Pérez Companc (por alguna razón no integran el ranking unas 13 familias cuya fortuna oscila históricamente por arriba de $1kM), llegaron a 5 en 201|4 con el agregado de Eurnekian y Roemmers, controlando unos u$s16.400 millones. Los dos últimos años de Cristina sin embargo no fueron favorables y para marzo de 2016, a poco de asumir Mauricio Macri, los “very few” veían caer su riqueza 23% a u$s12.600 millones.

Casi como cumpliendo la promesa que refiere Hugo Alconada Mon, que aportando 1% de su patrimonio a la campaña presidencial de Cambiemos, los empresarios verían como el restante 99% de su patrimonio iba a valer mucho más, la gente de Forbes consigno en marzo de este año, con la incorporación de Galperin (en 2016), Brito, Constanini, Carballo y Supervielle, 10 billonarios argentinos con un patrimonio total en torno a los u$s20.500 millones.

Es cierto que la debacle de nuestro mercado desde marzo (vía caída de los activos y disparada del dólar), quitó entre cuatro y cinco de los “más que ricos” del listado, pero… hace apenas un año entraron al club y ya quieren ser socios vitalicios. No es para quejarse.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario