Espectáculos

"Un progrom en Buenos Aires"

«Un pogrom en Buenos Aires» ( Argentina, 2007, habl. en español e idish). Guión y dir.: H. Szwarchart. Documental.

Mete demasiadas cosas en menos de hora y media, Hermán Szwarchart. Algunas suenan descomedidas, otras reiterativas, medio abigarradas, o con asociaciones discutibles, pero, aún así, propone un asunto interesante, que abre varias puertas a la curiosidad nacional. Y es que ha hecho un documental destacable, sobre las matanzas y vejaciones de judíos durante la Semana Trágica de 1919, asunto bastante desconocido incluso para muchos miembros de la comunidad, y también para los panegiristas de Yrigoyen y la UCR, que pueden quedar un tanto perturbados.

Al respecto, hay alguna bibliografía relativamente accesible, desde las recopilaciones de Pablo R. Fihman hasta los relatos del inspector Octavio Piñero, el comisario José Romariz, y el entonces popularísimo periodista Soiza Reilly («Y todo esto hecho por pistoleros que llevaban la bandera argentina»).

Szwarchart escenifica y confronta dos textos: «Koshmar» (pesadilla), de Pinie Wald, que cuenta en forma novelada su propia, dolorosa experiencia al ser arrestado como supuesto cabecilla del soviet, y «Una semana de holgorio», del humorista Arturo Cancela, que, a través de un personaje, ironiza sobre los absurdos y hasta el cretinismo propios de una ciudad atolondrada por las circunstancias (varios párrafos del original bien pueden aplicarse a cualquier día de estos tiempos donde haya huelga general o manifestación seguida de represión). Cancela se ríe de todos los sectores, pero Szwarchart, quizás influenciado por David Viñas, acusa de «niño bien» al humorista.

También acusa, pero con varias pruebas, a la comunidad judía, entonces demasiado débil como para exigir explicaciones y castigos, luego demasiado atenta al presente como para reabrir heridas del pasado (un ejemplo, el propio abuelo inmigrante de Szwarchart), y demasiado compleja, además, como para asumir en conjunto las banderas agitadas por algunos pocos de sus paisanos. Muy ilustrativa, al respecto, una escena de «El judío Aaron», vieja pieza de Samuel Eichelbaum que el documentalista recupera, así como recupera buena cantidad de información dispersa, lindas grabaciones tangueras de Max Perelman, el curioso «Se viene la maroma», de Batistella y Manuel Romero, y hasta las direcciones de centenares de víctimas arrancadas de sus hogares durante la Semana Trágica. Buena idea, recorrer esas direcciones marcando cada puerta, como debió haber hecho el Angel en su momento. Objetables, ciertos detalles de escenificación, y, entre otras cosas, el tono de disgusto con que se registra el hermoso «He nacido en Buenos Aires» de Carlos Guido y Spano (y que el inefable César Tiempo, otro humorista, parafraseó deliciosamente al iniciar su autobiografía diciendo «¡Yo nací en Dniepropetrovski!/ No me importan los desaires / con que me trata la suerte. / ¡Argentino hasta la muerte!/ Yo nací en Dniepropetrovski»).

P.S.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario