Edición Impresa

Un toque de modernidad

El nuevo chico de la marca francesa apuesta a un diseño revolucionario en su segmento que es la imagen SUV. Pensado para la ciudad, suma buen equipamiento y bajo consumo.

1| El Renault Kwid que se lanzó recientemente es la versión remixada para el Mercosur del modelo que nació en India. El que se produce en Brasil y llega a la Argentina tomó nota de algunos problemas en materia de seguridad para convertirlo en un vehículo confiable para la región.

2| Como la marca lo define, el diseño apunta a una estética de mini SUV simpático, moderno y atractivo. Más allá de esa imagen, tiene un despeje del suelo (18 cm.) que lo diferencia de un citycar tradicional y que sirve para encarar lomos de burro o cunetas sin preocupación.

3| Esos conceptos se repiten en el interior. La modernidad corre por cuenta de la pantalla multimedia de 7 pulgadas en el panel central. Los materiales y terminaciones son de calidad acorde a su segmento. Las butacas son cómodas y de diseño atractivo. La columna de dirección no cuenta con regulación ni ajustes en altura del asiento del conductor. De todas maneras, permite una buena posición de manejo. Las plazas traseras, con tres apoyacabezas, son espaciosas para dos personas. El baúl tiene una buena capacidad: 290 dm3.

4| Con el Kwid debuta en la Argentina una nueva generación de motores de Renault: el SCe (Smart Control Efficiency). En este caso, con una variante de tres cilindros de 1 litro y 66 caballos. La caja es manual de cinco marchas. La versión manejada es la tope de gama denominada Iconic.

5| Es un vehículo pensado para la ciudad que puede salir a la ruta. En el primer ámbito, se mueve con agilidad y confort. En el primer caso, por una dirección con asistencia eléctrica eficiente y de buen radio de giro. La selectora es de buen tacto y de recorrido cortos. La suspensión blanda más el buen despeje- cumple con el segundo objetivo: el buen andar.

6| En ruta, se lo siente bastante exigido. La rumorosidad del motor se cuela en el habitáculo y en las maniobras de sobrepaso o recuperación hay que medir viene tiempo y distancia. Siempre con la mano en la palanca para hacer un rebaje. El beneficio urbano de la suspensión blanda y el mayor despeje juega en contra en ruta porque lo hace sensible a los vientos cruzados.

7| Un punto fuerte y muy importante en este segmento es el consumo. En promedio gasta poco menos de 7 litros cada 100 km. Tiene funciones ECO-Coaching y ECO-Scoring que ayuda a un mejor manejo del conductor.

8| En cuanto a seguridad, el Kwid viene de serie con cuatro airbags, frenos ABS, faros antiniebla y anclajes Isofix

9| La dotación de confort de la versión Iconic cuenta con alerta de luces encendidas, levantavidrios eléctricos delanteros, cierre centralizado con comando a distancia, computadora de abordo, pantalla táctil MediaNav, cámara de retroceso, espejos de ajuste eléctrico, entre otros.

10| El precio de Kwid Iconic es de $255.200 y cuenta con garantía de 3 años o 100.000 km.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario