Edición Impresa

Un tour por la ciudad donde el rock echó raíz

"Rock is here" exhibe aquellos lugares que son parte elemental del movimiento.

¿Dónde nació el rock argentino? ¿En qué lugar se desarrolló? ¿Y en qué espacio se convirtió en un movimiento que trasciende lo musical?

Las respuestas a estas preguntas están en “Rock is here”, un libro en formato de guía que sirve para conocer todos los sitios que forman parte de la génesis y el progreso del género que se convirtió en identidad.

Marcelo Lamela, un periodista argentino que vive en Londres (la primera ciudad a la que le dedicó la guía) propone un tour para conocer aquellos espacios que son parte elemental de la cultura del rock, no solamente argentino sino también de Latinoamérica.

El libro toma forma de mapa para recorrer barrio por barrio aquellos lugares donde Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota presentaron “Oktubre”, el sitio donde Tanguito compuso “La balsa” o en qué espacio brindó su primer recital Soda Stereo.

Se trata de un trabajo que compila más de 100 lugares en los que el rock cobró vida: casas, plazas, estadios, teatros y bares donde se presentaron, grabaron o se formaron algunas de las grandes bandas del rock argentino.

El libro, además, se detiene en esos lugares donde artistas o bandas internacionales como Queen, Nirvana, Paul McCartney y The Rolling Stones dejaron su marca.

Rock is here.jpg

En esa división barrial sobresale San Nicolás, un territorio donde (por ejemplo) Soda Stereo presentó de manera oficial su álbum debut, Los Twist compusieron “Pensé que se trataba de cieguitos” y donde se encuentran espacios emblemáticos como el Café Madrid, el Luna Park y el CCK, tanto como reductos que fueron fundacionales como las oficinas del sello Mandioca o Sadaic.

Belgrano es otro de los barrios donde se mezcla gran parte de la historia entre todo lo relacionado con Soda Stereo y Luis Alberto Spinetta y al estadio de River Plate.

En el corredor Rivadavia se suceden lugares como el departamento de Luca Prodan, los Estudios ION, La Cueva II, La Perla de Once y Cromañón (en Balvanera), el bar donde se escribió “Avenida Rivadavia” (en Caballito), el Teatro Flores y los Estudios Panda (Flores) y el estadio de Vélez Sarfield (Liniers).

Mientras que en el corredor sur aparecen el Parakultural, Cemento, el Puente Alsina o La Bombonera.

Justamente a través de la historia de estos espacios o sucesos es que Lamela va narrando su importancia en la historia del rock.

Un recorrido que alimenta la leyenda y le da vida a un género musical que hoy parece desplazado de los grandes espacios de consumo, pero que siempre se mantiene vivo y alerta.

A manera de disco, el libro gira y deambula por las distintas esquinas donde el rock siempre encontró refugio.

Las casas de Luis Alberto Spinetta, Charly García, Luca Prodran y Charly Alberti se hacen lugar en el mapa emocional para terminar de ubicar los diferentes puntos elementales del rincón orgánico de un país que hizo del rock una bandera.

Una ciudad que se hizo furia. Y que late cada día con más y más fuerza.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario