Edición Impresa

Una artista integral en la apertura

La apertura del mejor tributo a Abba estará a cargo de Marisol Otero, una de las actrices más destacas de la escena musical local, que aprovechará la ocasión no sólo para compartir un par de canciones con la banda sino para dar a conocer frente a un Gran Rex lleno las canciones de su último disco.

Otero, que protagonizó la versión teatral de “Mamma Mia”, empezó a estudiar canto desde muy chica sin la autorización de su padre, quien quería que fuera monja. “Solo me dejaba cantar en la iglesia. A los 13 trabajaba en una fábrica de plantillas para poder pagarme canto sin que él supiera. Gracias a esa rebeldía de romper con la norma fue que me pude dedicar a eso”, afirma la artista. Con los años no sólo logró la aceptación familiar sino que también llevó a que seis de sus ocho hermanos se introdujeran en el mundo del arte.

Con reconocimiento internacional, en Broadway fue convocada para hacer a la protagonista de “La Bella y la Bestia”, y nacional a través de obras como “Grease”, “El Mago de Oz” y “Mágico rock”, un brillante homenaje a las canciones de Luis Alberto Spinetta, Otero busca consolidarse como cantante, algo que ya experimentó en el exterior. “En México y Colombia viví como una superestrella con el disco, pero elijo mi lugar y mi país”, asegura.

Ante la pregunta de si existen los prejuicios en la comedia musical, la artista asegura que si venís de ese mundo, “no podés cantar ni actuar porque no te convocan. Se me volvió en contra tener más herramientas. En otros países significa ser integral”.

Frente a la posibilidad de cantar ante una gran convocatoria, la artista y docente (tiene su propia escuela en Belgrano) se muestra ansiosa y a gusto. “Abba es un gran ingreso para los chicos que estudian. Es una banda que me sigue dando muchas satisfacciones. Me acompañó toda mi vida y desde que hice ‘Mamma Mia’ todo fue más fuerte”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario