Edición Impresa

"Una caída de este nivel en la industria no se ve desde 2001"

El titular de la UIC advierte que al Presupuesto 2019 "también lo pagan los privados", y "sólo un cuarto" es ajuste estatal.

Periodista: Le tocó asumir en un año complicado. ¿Cuál es el nivel de caída de la actividad industrial en la provincia y, comparativamente, a qué año es equiparable?

Marcelo Uribarren: Una caída de este nivel no se registra desde 2001. Empezamos a compararla con 2008, pero esto es superior. Los registros económicos no dicen que es como la de 2001, donde la caída en la economía era muy profunda. Lo que nos preocupa de esta situación que vivimos hoy es la duración de la crisis, porque en 2001 fue como una “v”, donde se repuntó rápidamente, vivimos una crisis donde más abajo no se podía, pero la salida fue rápida. A nosotros nos preocupa que ya estamos en seis, siete meses con una tasa de interés que es insostenible para lo que es el desarrollo productivo. Y ya se está hablando de que esto va a durar por lo menos hasta marzo del año que viene, entonces ya estamos hablando de una crisis que va a ser de un año, y con una tasa de interés desmesurada que hace que uno no pueda desarrollar o crecer. Es más: no sólo crecer, sino justamente soportando caídas de niveles de actividad sin tener un repunte.

P.: ¿Qué responsabilidad tiene el Gobierno de Mauricio Macri en este presente de la industria? ¿Hubo impericia en la gestión?

M.U.: Ellos cuando asumen la gestión contaron con el apoyo del empresariado porque se pensaba que iban a solucionar un problema de fondo y estructural que tiene la economía argentina, que es que el Estado gasta mucho más de lo que gana. Pensamos que la idea de que este problema iba a ser resuelto nos parecía el punto de partida para después generar un plan de crecimiento, pero sustentable. Eso no pasó en los primeros años, que es quizás donde tendría que haber hecho el trabajo, y estamos ahora pagando las consecuencias. Creemos que de haber tomado otra alternativa en su gestión por ahí este problema podría haber sido resuelto con mayor capacidad.

P.: Córdoba fue la plaza electoral donde Macri obtuvo su mayor triunfo en el balotaje de 2015. ¿Defraudó a los industriales cordobeses en estos tres años de gestión?

M.U.: Macri ganó en Córdoba porque no fue un lugar de resonancia de la gestión kirchnerista. Ganó más por oposición fundamentalmente, hablando de manera general, en el electorado cordobés. Y el empresariado, en ese aspecto, manejó más o menos la misma lógica que tuvo a nivel nacional, que era la esperanza de una gestión moderna, que tiene que ver con solucionar cuestiones estructurales que tiene nuestra economía desde hace décadas, y que no se han resuelto y siguen sin resolverse. Este Presupuesto actual, que tiende al equilibrio fiscal, también lo pagan los privados. Eso a nosotros nos preocupa mucho porque va a seguir estando el peso de este Estado de gran tamaño, no se va a solucionar con este nuevo Presupuesto. Entonces estos problemas quizás regresen a fin del 2019 o para 2020. Hay muchas cosas sin resolver.

P.: ¿Por qué dice que el Presupuesto lo paga también el sector privado? ¿Qué es lo que molesta a los industriales cordobeses?

M.U.: El 50% del equilibrio fiscal, o sea del ajuste, se paga con retenciones (que sale después del Consenso Fiscal). Y la otra mitad se paga con disminución de la obra pública, que es plata que no le llega al privado. Entonces podemos decir que solamente un cuarto de ese Presupuesto es donde el Estado va a trabajar para achicar lo que gasta. Es muy poco para lo que nosotros creemos, que es tratar de quitarle presión a las empresas privadas; tiene que ver con la enorme presión fiscal que sufrimos, que el año que viene, a través de este Presupuesto, va a ser récord. La única forma de disminuir la presión fiscal tiene que ver con que el Estado se eficientice y pueda lograr quitarle el peso al aportante, no hay otra forma.

P.: Cuando advierte sobre la enorme presión fiscal, ¿habla de la Nación o también de la Provincia?

M.U.: Eso es a veces por rubro, porque hay provincias donde la alícuota de Ingresos Brutos para la industria existe, y en el caso de Córdoba es cero. En el caso de comercio sí,tiene un valor alto y es el reclamo de toda la vida de los comerciantes. Pero cuando uno habla de presión fiscal, sin duda lo hace a nivel nacional, aunque por supuesto si uno compara impuestos por sectores, a nivel municipal encontramos tasas que son desmedidas. Y en la cuestión provincial, Impuesto a los Sellos o algunos otros condimentos que puedan ejercer una presión que no es natural si uno compara el país nuestro con otros que sí son más eficientes.

P.: No cayó bien entre los industriales cordobeses el decreto de Macri que define el pago de un bono a privados de 5 mil pesos. ¿Harán un planteo formal desde la Unión Industrial de Córdoba o, incluso, desde el G6 cordobés?

M.U.: Nosotros hicimos esos planteos a través de la Unión Industrial Argentina, desde todo punto de vista. El principio de esto sería volver a lo que nosotros llamamos calidad institucional, que fue uno de los motivos por lo cual se apoyó a la gestión Macri, pensando en que se iba a tratar de consensuar con todos los sectores. En esa reunión se le comunicó al empresariado que se iba a fijar este bono. Nosotros decimos como primer análisis que este bono es justo, hay una pérdida de poder adquisitivo que debía ser solucionada. El tema es que esto llega a fin de año, en una extrema debilidad de toda la industria, que tiene que ver además con aguinaldo, vacaciones y un nivel de actividad que va a ser aún más bajo, debido a la estacionalidad de enero y febrero para empresas que no atienden al turismo. Hubiese sido más que interesante estar en una mesa de discusión para ver cómo solucionar un problema que sabíamos que era así. Pero que la solución de ese problema no sea justamente empeorar aún más la economía de las empresas que están muy complicadas, puesto que justamente los sueldos salen de esa generación. Estamos convencidos de que la solución no es de este tipo, sino justamente la activación económica.

P.: Precisamente, ¿cuáles son las medidas que debería tomar el Gobierno de Macri para generar un repunte de la actividad industrial?

M.U.: Si uno no soluciona el problema del gasto público, para que el Gobierno no tenga que acudir (al sector privado)... Una de las primeras medidas es disminuir la presión tributaria. Pero hoy la que más daño nos está causando es esta tasa de interés, que nos impide financiar el capital de trabajo, con lo cual uno genera actividad, y por otra parte también nos impide financiar a nuestros clientes, para que nos compren y podamos también de esa forma generar más actividad. Ese es el principio de todo. No es la única solución, puesto que la inflación también es un problema endémico que tenemos y que hoy está generando estragos.

P.: ¿Qué expectativa tienen los industriales para 2019, año de recambio de poder en el país y en las provincias?

M.U.: Creemos y estamos convencidos de que lo que queremos escuchar son políticas de Estado; que muestren a través de esa política que la industria debe estar en el centro de la escena de la economía nacional. Y lo ideal sería que esa política esté consensuada entre las fuerzas políticas más importantes para que después, no importa cuál sea el sector político a cargo, por lo menos defendamos ideas básicas con respecto a esto. En ese momento sí, un ajuste que además defienda estas políticas de estado nos permitiría pensar que realmente es válido generar el sacrificio para poder llevarlo a cabo, a sabiendas de que el futuro es promisorio.

Entrevista de Silvina Kristal

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora