Edición Impresa

Ushuaia: Carrió tensa a Cambiemos

Pretensión brota cuando camino parecía allanado con el tándem del radical Sciurano a la gobernación y del macrista Stefani para la capital.

Tras la ruptura de la alianza Cambiemos en Córdoba, el fantasma de la desunión agita otras latitudes. Ayer, paseó por Tierra del Fuego, donde se avisora un escenario para disputar la intendencia de la capital Ushuaia con dos candidatos.

El reparto en la provincia más austral entre las fuerzas de la alianza amarilla parecía haber llegado a buen puerto, con el radical Federico Sciurano lanzado a la gobernación y el dirigente del PRO Héctor Stefani por la jefatura municipal capitalina. Sin embargo, ayer se desmarcó la Coalición Cívica (CC) de Elisa Carrió, que alentó una candidatura del concejal Tomás Bertotto por la intendencia de Ushuaia.

Bertotto difundió ayer el encuentro que mantuvo con Carrió en su casa de Capilla del Señor, del que también formó parte la dirigente y vicepresidente de las CC, Mariana Zuvic.

El concejal dijo que en esa reunión Carrió “avaló expresamente” su candidatura a intendente de la capital fueguina.

Candidatura

“El radicalismo tiene temas para resolver y una vez que lo haga dialogaremos con ese partido y con el PRO. Si nadie cede, podría darse el caso de que haya tres candidatos, uno por cada partido. No sería lo mejor pero es una posibilidad”, declaró Bertotto. El concejal, además, descartó dirimir las candidaturas de Cambiemos en un primarias. “Internas tienen los partidos, el radicalismo o el PRO pueden tener la suya”, dijo.

Stefani está bien posicionado en Ushuaia desde que ganó las elecciones legislativas de 2017 con el 34,38% de los votos contra el 23,49% del candidato del actual intendente Walter Vuoto (La Cámpora), que ahora busca su reelección en el cargo.

Para el oficialismo también aparecieron sombras en la disputa capitalina. La gobernadora Rosana Bertone, del PJ orgánico, irá por su reelección y se mostró en alianza con Vuoto, quien también perfila para un nuevo mandato en el municipio.

Sin embargo, el actual vice de Bertone, Juan Carlos Arcando, también manifestó que prefiere evitar la renovación en el Ejecutivo provincial para pelear también la intendencia de Ushuaia. La lógica que atraviesa al vice es que de repetir en su actual cargo, no podría presentarse para la gobernación en 2023 por un impedimiento constitucional. Pero las aspiraciones de Arcando chocan contra la estrategia de unidad que construyó Bertone, que puede exhibir un ensamble entre el peronismo federal y el kirchnerismo.

Quien no cerró con la mandataria fue el intendente de Río Grande Gustavo Melella (Forja), exaliado que buscará la gobernación por un tercer frente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario