Edición Impresa

Venezuela, en vilo por el regreso de Guaidó, que llamó a nuevas protestas

Pondrá a prueba su fuerza en la calle a dos semanas del frustrado ingreso de la ayuda humanitaria. La comunidad internacional, con la Casa Blanca a la cabeza, en alerta por el destino del autoproclamado presidente.

Quito y Caracas - El líder opositor venezolano Juan Guaidó convocó para hoy concentraciones en toda Venezuela, al anunciar su regreso al país, tras haber burlado una orden judicial que le prohibía salir del territorio y hacer una gira por varios países latinoamericanos.

“Anuncio mi regreso al país. Convoco al pueblo venezolano a concentrarse, en todo el país, mañana a las 11:00 am (hora local)”, escribió Guaidó en su cuenta de Twitter, sin dar detalles sobre su retorno.

El opositor, reconocido por más de 50 países como presidente interino, pidió a sus seguidores estar “atentos a las redes oficiales”, donde informará de los puntos de concentración. “Vamos bien porque vamos todos. ¡Vamos Venezuela!”, subrayó.

Hacia el mediodía de ayer, el también jefe parlamentario, de 35 años, partió de Salinas, en Ecuador, aunque las autoridades no aclararon en lo inmediato hacia dónde se dirigía. La víspera, se había reunido en esa ciudad con el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y con migrantes y refugiados venezolanos.

El regreso de Guaidó, quien a lo largo de la semana visitó también Colombia, Brasil, Paraguay y Argentina, supone un reto para el presidente Nicolás Maduro, quien deberá decidir si arrestarlo y provocar una fuerte reacción internacional o dejarlo entrar tranquilo, socavando la autoridad del poder judicial.

“El desafío ha llegado muy lejos. Si entra y lo detienen se van a generar fuertes reacciones internas e internacionales. Maduro está en riesgo permanente”, aseguró el analista político Luis Salamanca.

Aún no estaba claro desde qué país entraría el opositor a Venezuela, si lo haría por el aeropuerto internacional Simón Bolívar o furtivamente como cuando salió, según él, ayudado por militares venezolanos en la frontera con Colombia.

Venezuela vive desde hace 40 días una turbulencia política, en medio de una fuerte crisis económica que agobia a los venezolanos con escasez de medicamentos y alimentos, y una hiperinflación que el FMI calculó en 10.000.000% para este año.

Guaidó salió sorpresivamente de Venezuela el 22 de febrero para asistir a un megaconcierto en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta y apoyar el ingreso de ayuda humanitaria, tras lo cual emprendió su intenso periplo por la región.

Desafiando constantemente a Maduro, el líder opositor señaló que en el marco de su gira por la región también fue invitado a Chile el próximo 22 de marzo.

Maduro dijo la semana pasada que Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, debe “respetar la ley” y que si regresa a Venezuela “tendrá que ver la cara de la justicia”.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Fiscalía General, aliadas del gobierno, abrieron investigaciones contra Guaidó, acusándolo de “usurpación” de funciones y dictaron, además del impedimento de salida, el congelamiento de sus bienes. No obstante, hasta ahora no ha sido acusado formalmente.

“Debe regresar a Venezuela y continuar presionando en lo interno ya que en lo internacional el respaldo es gigantesco. Estamos ante un panorama muy delicado y cada minuto que pasa nos acercamos a un desenlace que esperamos no sea catastrófico”, afirmó Eufracio Infante, abogado y profesor de historia, 64 años.

El opositor ha reiterado que regresaría a Venezuela “a pesar de las amenazas”.

Estados Unidos y los países del Grupo de Lima (Canadá y 13 países latinoamericanos) han expresado su preocupación por la seguridad de Guaidó a su vuelta al país.

La Unión Europea advirtió el sábado que “cualquier medida que pudiese poner en riesgo la libertad, la seguridad o la integridad personal de Juan Guaidó representaría una gran escalada de tensiones y merecería la firme condena de la comunidad internacional”, en una declaración de su alta representante Federica Mogherini.

El gobierno estadounidense de Donald Trump, que no descarta una opción militar en Venezuela, advirtió que si algo le sucede a Guaidó habría “serias consecuencias”.

“Guaidó ha crecido tanto políticamente que Maduro no lo ha podido tocar, a la manera tradicional del chavismo, meterlo preso u obligarlo a huir del país, hostigarlo”, opinó Salamanca.

Guaidó se autoproclamó presidente interino el 23 de enero luego de que el Congreso declarara a Maduro “usurpador” por asumir el 10 de enero un segundo mandato que -como gran parte de la comunidad internacional- el opositor considera ilegítimo y originado en una reelección “fraudulenta”.

Desde ese día ha convocado varias marchas multitudinarias, que dejaron unos 40 muertos y cientos de heridos según organismos no gubernamentales.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, reprochó este domingo a su antecesora y actual Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, el no haber condenado “la dictadura de Maduro” y los atropellos contra los derechos humanos cometidos en Venezuela.

Agencias AFP, ANSA y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora