Edición Impresa

Veranito teatral: 20% más de público

• MAR DEL PLATA CASI DUPLICÓ LAS CIFRAS DE 2017, PERO VILLA CARLOS PAZ CAYÓ
Según Carlos Rottemberg, es improbable que se mantenga la mejora durante el año.

El teatro durante el verano en Buenos Aires experimentó un crecimiento de 20% en cantidad de espectadores respecto de 2017, que había registrado una fuerte caída de 23% según datos de la Asociación de Empresarios Teatrales (AADET). El año pasado comenzó con un mal verano pero siguió con una buena temporada que permitió recuperar números. Este año arrancó por encima del anterior, pero Carlos Rottemberg, consultado por este diario, relativizó la posibilidad de que siga el "veranito": "La temporada 2018 en Buenos Aires será globalmente inferior a 2017 por una cuestión básica de comprender: si en 2017, con todos los nombres propios y estrenos convocantes sólo se logró empatar al 2016 que estuvo muy en baja, la temporada que se inicia, sin una constelación de nombres propios simultáneos, dará menos entradas vendidas para el balance de fin de año".

En Mar del Plata la temporada fue la mejor de los últimos 6 años, con un crecimiento de 93% respecto del año pasado que fue el peor de la historia desde que AADET audita las plazas, actividad que lleva a cabo hace casi un siglo en Buenos Aires y desde los '60 en Mar del Plata. De modo que la debacle en 2017 en Mar del Plata con abrupta caída de público y salas cerradas fue inclusive peor a de la crisis de 2001, época en que había mayor cantidad de salas y espectáculos que en 2017 y el número global de espectadores era mayor. Un espectáculo promedio vendía en aquellos tiempos 40.000 entradas en el verano, cuando hoy con 40 mil se saldría primero.

Factores a destacar en este buen desempeño de la cartelera marplatense: en primer lugar, una propuesta popular, Midachi como gran ganador y figuras convocantes como Martín Bossi o Fátima Florez. A subrayar, el debut de "Fuerzabruta" que llevó público que no es habitué de los teatros y que fue capaz de acercar gente que de otro modo no habría asistido a las salas. Al igual que en Buenos Aires, funcionaron allí muy bien "Como el culo" o "Los puentes de Madison", en tanto también influyeron en la mejora los "descuentos con los bancos para comprar entradas y la fuerte promoción del teatro por parte de la gobernación de Buenos Aires", en palabras de Sebastián Blutrach, presidente de AADET.

"La oferta no dista de ser muy heterogénea, como cada año, en ambas plazas, incluyendo en el caso de Mar del Plata una programación multiplicada tanto en el Complejo Auditorium, dependiente de la Provincia, como en la sala del Provincial, que regresó al ruedo después de unos veranos sin programación. Lo mismo pasó en el Atlas, que por primera vez en su historia abandonó la programación de un solo título fijo por 8 rotativos", sostuvo Rottemberg.

Carlos Paz en cambio fue la única plaza que cayó, con 17% menos de espectadores después de dos años de crecimiento. El año pasado y a contramano de la mala época, había crecido 7%. La explicación se encuentra en que se trata de una plaza fuerte pero no tan grande, con la segunda temporada de "Mahatma" de Flavio Mendoza, cuyo primer año de éxito fue en 2017 y esta vez funcionó bien pero bajó.

En relación a la oferta en Buenos Aires, Blutrach consideró: "Se viene repitiendo la oferta, con estrenos de comedias y la sorpresa el año pasado de 'Sugar', que vuelve sin el empuje con que terminó. En los primeros puestos sólo hay comedias, hay mucho autor nacional como Campanella con '¿Qué hacemos con Walter?', Julio Chávez con 'Un rato con él', Ciro Zorzoli con 'Tarascones', que es una especie de fenómeno de teatro de calidad entre los más vistos. Martín Flores Cárdenas con 'Entonces la noche', no tuvo tanto público como lo que se esperaba por tener a Dolores Fonzi y Cecilia Roth en los protagónicos. Creo que se asumió riesgo artístico, no mucho pero algo hay con 'Entonces la noche', 'Tarascones' o la vuelta de 'Casi normales'. Veremos en abril, creo que traccionarán a favor 'Sunset Boulveard' o la obra de Gael García Bernal, 'Ejercicios fantásticos del yo'. Claro que los espectáculos de muchos artistas son cada vez más difíciles de hacer en tanto el bolsillo de la clase media está estrangulado y sin margen".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario