Vidal garantizó refuerzos alimentarios a intendentes PJ
Los jefes comunales de la Primera y de la Tercera Sección se reunieron ayer con funcionarios del gobierno bonaerense. No habrá “emergencia social” pero sí fondos extra para enfrentar demandas.
ón electoral no lograron arrancarle ayer al gobierno de María Eugenia Vidal el compromiso de declarar en el distrito la emergencia social, alimentaria, sanitaria y de seguridad, para hacer frente a las dificultades que comienzan a surgir producto de la crisis. Sí consiguieron, en cambio, la garantía de que se seguirán reforzando los programas alimentarios y sociales que es, en rigor, el eje de la red de contención que teje la Provincia desde hace ya varios meses.

El ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, que encabezó el encuentro en la Casa de la Provincia junto con el titular de Gobierno, Joaquín de la Torre, y el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell, explicó a este diario que los municipios tienen a su alcance las herramientas jurídicas necesarias para hacer frente a las dificultades que pudieran surgir. "Lo que se busca es una declaración política", trazó el funcionario que encuadró la reunión de ayer en la serie de contactos que vienen manteniendo con los intendentes de toda la Provincia. Por caso, el próximo combo lo integrarán los caciques del interior que atraviesan realidades diferentes a las del conurbano.

Sobre la mesa de la convocatoria de ayer también sobrevoló la preocupación por eventuales desbordes sociales. "No hay clima de estallido ni de desbordes. Sí un aumento de la demanda alimentaria y de situaciones de crisis puntuales de algunas empresas. En eso hubo coincidencias", contó López Medrano.

Del encuentro de ayer participó una docena de jefes comunales de esa porción del mapa del conurbano, que representa el 67% del padrón electoral bonaerense, y que incluye a municipios calientes y complejos como La Matanza, Merlo y Lomas de Zamora. Los alcaldes, agrupados en la Federación Argentina de Municipios, venían de la Cámara de Diputados de la Nación adonde llevaron su planteo para insistir que la Nación restituya el Fondo Sojero.

Pero, además de la necesidad de asegurar la paz social en sus territorios, la movida tiene color político. No sólo desde la órbita de Verónica Magario, que se asume como candidata por ese espacio a saltar de la intendencia de La Matanza a la gobernación, sino desde la concepción del resto de los intendentes que busca posicionamiento propio de cara al próximo año. Una ilusión que se materializará mañana en un nuevo encuentro que mantendrán en el predio La Torcaza de Ituzaingó. "El eje será la crisis y sus graves consecuencias y el trabajo que realiza cada intendente en su distrito, ya que ahora los mayores esfuerzos estarán dirigidos a ayudar a los humildes y mantener la paz social", anticipó el intendente anfitrión, Alberto Descalzo.

Como ayer, serán de la partida el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta; de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de Escobar, Ariel Sujarchuk; de Esteban Echeverría, Fernando Gray; de Malvinas Argentinas, Javier Nardini; de San Martín, Gabriel Katopodis; de Cañuelas, Gustavo Arrieta; de Merlo, Gustavo Menéndez; de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de Florencio Varela, Andrés Watson, y Magario.