Ambito Nacional

Vidal salió a la caza del voto joven de la mano de Lousteau

La semana pasada la gobernadora incorporó a Elisa Carrió a las actividades. Buscan mostrar unidad de criterio en las campañas.

María Eugenia Vidal es consciente de que el tiempo corre -y no necesariamente a su favor- y que todos los votos suman. Por eso ayer incorporó a su campaña por la reelección a Martín Lousteau, precandidato a senador porteño de Juntos por el Cambio, para acercarse al electorado joven que hoy aparece más identificado con Axel Kicillof, el rival del Frente de Todos.

La gobernadora y el exembajador en los Estados Unidos compartieron una charla muy descontracturada con cerca de 250 alumnos de la Universidad de Lomas de Zamora, organizada por agrupaciones estudiantiles de Juntos por el Cambio, que estuvo moderada por el presidente de la Federación Universitaria Argentina, Bernardo Weber. El objetivo: dar muestras de unidad de criterio en la campaña nacional, provincial y porteña; y contrarrestar el mensaje económico del kirchnerismo

Sin ballotage, la batalla definitoria en la provincia de Buenos Aires será en octubre, pero las PASO del 11 de agosto servirán de gran encuesta para los planes del oficialismo. Se sabe: la suerte de Vidal está atada a la de Mauricio Macri en la primera vuelta.

Y ese escenario, en rigor, acorta los tiempos y obliga al equipo de campaña de la gobernadora a extremar la estrategia para recuperar esos “cuatro o cinco puntos” de diferencia que tendría hoy el candidato del Frente de Todos.

Por eso, pese a la vigencia de la prohibición para inaugurar obras nacionales, Vidal no se quedará de brazos cruzados y aprovechará esta semana la ventana que le da la legislación electoral provincial hasta el próximo sábado para mostrar los avances del ambicioso plan de obras hidráulicas que viene realizando su administración y que se suma al plan vial, dos de los pilares de gestión en materia de infraestructura.

Con Macri, en tanto, Vidal prevé compartir campaña antes de las PASO en Bahía Blanca y, casi con seguridad, en Mar del Plata, precisamente adonde llegó la gobernadora el viernes para una actividad con Elisa Carrió, el otro componente político que el oficialismo decidió sumar a la apuesta por conservar el poder en el mayor distrito del país.

Ayer, en la biblioteca de la Universidad de Lomas, Vidal estuvo acompañada por Fabián Perechodnik, secretario general de la Provincia, pero también egresado y docente de esa casa de estudios. Estuvieron, además, Pablo Domenichini, secretario de Políticas Universitarias de Nación y graduado de la UNLZ; el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Gabriel Franchinioni; y la secretaria académica de esa casa de estudios, Norma Salvatierra., entre otros.

Luego de responder una serie de preguntas de los alumnos, Vidal aseguró que “nuestro desafío es que la educación pública sea el puente de movilidad ascendente”.

Sostuvo que “hay mucho que cambiar y mucho que debatir, desde cosas tan simples como que todas las escuelas tengan conexión a internet. Hace tres años y medio, de los doce mil edificios escolares cincuenta tenían internet. Hoy son seis mil. Hoy quien no está conectado a internet está fuera del mundo”.

Desafío

Según la gobernadora, “la provincia de Buenos Aires tiene la mayor cantidad de pobres de la Argentina, y nuestro desafío es que esa educación pública sea el puente de movilidad ascendente”, con “docentes formados en las nuevas tecnologías, pero también en los saberes más básicos para mejorar comprensión de textos, lectura y matemáticas”.

Por su parte, Lousteau manifestó que “tenemos que discutir qué instrumentos les damos a nuestros docentes, cuánto dinero vamos a dedicar al sistema, cuán abierto, bueno y equitativo queremos hacer el sistema. Estamos en la pelea por crear un Estado moderno de iguales, degradado por la desidia de mucho tiempo. Son discusiones las prioridades y las batallas que tenemos que dar que recién se empiezan a vislumbrar”.

Poco antes del cierre de listas de junio y en medio de los avatares internos de Cambiemos con sus socios del radicalismo, Lousteau había sido mencionado como potencial compañero de fórmula de Vidal. Pero finalmente esa idea no avanzó y la gobernadora decidió reeditar la fórmula con el vicegobernador Daniel Salvador (UCR).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora