Edición Impresa

Visita de Estado y sumo de intereses entre Trump y Abe

El jefe de la Casa Blanca dio el premio en un torneo de lucha y jugó al golf con el premier de Japón. Pero las disputas por el intercambio persisten.

Tokio - El presidente estadounidense Donald Trump jugó ayer al golf con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y presentó el trofeo al ganador de un torneo de sumo, volcándose a la diplomacia personal en el segundo día de una visita a Japón que está enmarcada en duras diferencias comerciales.

Trump está descontento con el fuerte superávit comercial japonés y considera establecer altos aranceles a sus exportaciones de autos si no se alcanza un acuerdo bilateral.

Estados Unidos y China también están involucrados en una costosa guerra comercial que ha golpeado a los mercados globales (ver nota aparte).

Sin embargo, ayer hubo un clima más amable mientras los dos líderes jugaban al golf y después, con sus esposas Melania y Akie, observaron a los gigantescos luchadores de sumo en el día final de un torneo que ganó el astro japonés en ascenso Asanoyama.

Al ingresar al estadio Kokugikan, Trump, el primer presidente estadounidense en observar un encuentro de sumo en la tierra de ese deporte, saludó al público, mientras los asistentes levantaban sus teléfonos para sacar fotos.

Trump otorgó a Asanoyama, de 25 años, la Copa del Presidente, un trofeo con un águila calva, el ave nacional de Estados Unidos.

“En honor a su sobresaliente logro como Gran Campeón de Sumo, le concedo la Copa del Presidente de los Estados Unidos”, dijo Trump, leyendo un certificado de premiación.

Los dos líderes se habían reunido más temprano en un campo de golf en los suburbios. Trump, vestido con un suéter rojo, y Abe, vistiendo un saco azul y pantalones blancos, sonrieron ante los fotógrafos antes de iniciar su juego en medio de la inusual ola de calor que vive Japón.

La oficina de Abe posteriormente publicó una “selfie” con Trump y Abe sonriendo juntos, y el presidente estadounidense tenía puesta una gorra que decía “USA”. Abe dijo que esperaba hacer que la alianza Japón-Estados Unidos fuera “aún más inquebrantable”. Sin embargo, los temas comerciales siguieron muy presentes.

“Se están haciendo grandes avances en nuestras negociaciones comerciales con Japón. La agricultura y la carne juegan un gran papel”, tuiteó Trump después de volver a Tokio desde el campo de golf. “Muchas cosas deberán esperar hasta después de sus elecciones de julio, donde anticipo grandes números”.

En julio probablemente se desarrollen elecciones para la cámara alta del parlamento, aunque también hay especulaciones de que Abe podría convocar a elecciones anticipadas para la cámara baja para el mismo momento.

La visita de Estado del presidente estadounidense buscó resaltar la fortaleza de la relación entra ambas naciones pero las tensiones por el comercio imprimieron un contexto de incertidumbre.

Agencias Reuters y AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario