Negocios

Volkswagen aumentará 35% la capacidad de producción por llegada de nuevo modelo

En el marco de una inversión de u$s 650 millones en la planta de Pacheco

En medio de una fuerte caída de las ventas de autos y de proyectos industriales que se suspenden, Volkswagen ratificó la inversión de u$s 650 millones para la fabricación de un nuevo modelo y anunció ayer que aumentará 35% la capacidad de producción de su planta de la localidad bonaerense de General Pacheco para el 2021. Así, la automotriz alemana salió a diferenciarse de algunas de sus competidoras que están atravesando momentos críticos por cuestiones locales y externas.

En la actualidad, ese establecimiento fabril permite un volumen de producción de unos 24 vehículos por hora, lo que equivale a unos 90.000 anuales mientras que, cuando esté concluido el desembolso de todos los fondos previstos, pasará a cerca de 120.000, unos 32 coches por hora. En esa planta, hasta el mes pasado, la automotriz fabricaba los modelos Surán y Amarok. El monovolumen familiar se acaba de discontinuar para dejar espacio al proyecto Tarek.

Se trata de un SUV que en otras plantas que se producirá –como China, México y Rusia- se conoce con el nombre Tharu. En el gigante asiático ya se exhibió este nuevo vehículo pero el que se fabricará en la Argentina tendrá diferencias estéticas adaptadas al gusto de la región. Esta inversión fue anticipada por Ámbito Financiero en junio del 2016. Actualmente, Volkswagen está remodelando la fábrica para recibir la línea de producción de esta nueva plataforma, denominada MQB-A, con una ampliación de las instalaciones que incluye una planta de pintura que será una de las más grandes del país.

Paralelamente, se concentrará en la producción de la pick-up que este año significarán unas 53.000 unidades. De esa producción, casi el 60% se destina a Brasil, 20% se reparte entre Sudáfrica y Oceanía y el resto al mercado interno. También, en situaciones puntuales, se exportan pick-ups a Inglaterra,

Las primeras unidades de preserie del proyecto Tarek se fabricarán en el primer trimestre del año próximo. Este modelo tendrá un 40% de componente regional (autopartes argentinas y brasileñas) y el resto llegará de México. Todavía no está definido cuál será el volumen de producción –dependerá de las condiciones del mercado en el momento en que se inicie la producción en serie- pero más del 70% de las unidades se destinarán a la exportación a Brasil y el resto de Latinoamérica, exceptuando México. La nueva línea de producción implicará una modernización significativa de la planta de Pacheco ya que se pasará de un 30% de nivel de automatización que tenía la línea de Surán a uno de 60%. Además, significará un ahorro de hasta 80% de agua y energía y una disminución de las emisiones.

El anuncio de esta ampliación de la capacidad productiva fue realizada, durante una visita a la planta, por la directora de Asuntos Corporativos de la compañía, Ángeles Stelzer, el director de manufactura del Centro Industrial Pacheco, Celso Placeres y el director ejecutivo del Proyecto Tarek, Leonardo Ezcurra.

Si bien los directivos no confirmaron la información, este diario anticipó que en los planes de la compañía está también la producción de una pick-up chica –conocida como Tarok- que utiliza la misma plataforma que el SUV Tarek. Este proyecto se concretaría a partir del 2023 y llegaría para ocupar el espacio que hoy tiene la Amarok que, tras el acuerdo con Ford, pasaría a ser producida – cuando llegue la próxima generación - por la automotriz estadounidense en la planta vecina a Volkswagen, separada por un alambrado olímpico desde la época de la división de Autolatina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario