Economía

Vuelven al Estado concesiones viales de Cartellone y Petersen

Lo decidió el Gobierno. La medida incluye también a las firmas Decavial, Esuco, Rovella, Losi, Pietroboni, Helport, JCR, Supercemento y Luciano.

El Estado retomará el control de las rutas de cinco corredores (3, 4, 6, 8 y parte del 2), que atraviesan 11 provincias y estaban en manos de empresas privadas con contratos que se habían vencido hace dos años. El Gobierno optó por una estatización de las concesiones que pasan a manos de Corredores Viales, una sociedad anónima que controlan el Ministerio de Transporte (51%) y Vialidad Nacional (49%), con posibilidad de volver a ser licitadas.

La decisión del gobierno de Mauricio Macri quedó formalizada ayer a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Allí se detalla que las empresas que pierden las concesiones son Corredor de Integración Pampeana S.A. (Esuco, Decavial), Autovía Buenos Aires, los Andes S.A. (Rovella, Cartellone), Carreteras Centrales de Argentina S. A. (Losi, Pietroboni), Caminos del Paraná S. A. (Helport, JCR) y Corredor Central S.A. (Supercemento, Luciano, Petersen).

Los cinco corredores viales que manejará el Estado equivalen a más de tres mil kilómetros de rutas, que corresponden a los tramos de las rutas nacionales 9 y 34, la 188 , la 19, la 12, la 16, la 8 y la 36.

El texto oficial establece que los corredores quedarán a cargo de la empresa estatal por un período de “cinco años, contados a partir de la fecha de toma de posesión, con posibilidad de prorrogarse por períodos sucesivos”. Pero el criterio es que también puede haber una nueva licitación dentro de ese plazo. Además, establece que Corredores Viales mantendrá todos los puestos de trabajo de las concesionarios, que suman casi 1.000 personas.

Los ingresos de la empresa provendrán de “las tarifas que se aplicarán a los usuarios (peaje), los ingresos que obtenga de la explotación de las áreas de servicios y de explotaciones complementarias, y las subvenciones, subsidios y/o transferencias de aportes del Estado”, aclara la norma.

Además, el Estado establece un plan de “obras a ejecutar y los parámetros técnicos exigidos para la construcción, mejora, reparación, promoción, ampliación, remodelación, mantenimiento, administración, explotación, y la prestación de servicios al usuario”. En ese punto, la publicación detalla: “Otórgase la concesión de obra pública por peaje para la construcción, mejora, reparación, promoción, ampliación, remodelación, mantenimiento, administración, explotación, y prestación de servicios al usuario, en el marco del régimen establecido en la Ley N° 17.520, sus modificatorias y reglamentarias”, de los citados corredores viales.

La concesión de los corredores estaba vencida hace dos años y se habían renovado a través de resoluciones que fueron impugnadas en la justicia. En julio del año pasado, Corredores Viales se hizo cargo del Acceso Riccheri, cuando se rescindió el contrato con AECSA. Pero en agosto de este año se otorgó una nueva concesión mediante el régimen de Participación Público-Privada (PPP).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario