Edición Impresa

Vuelven cruces con PJ por financiamiento

La tensión entre el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y la oposición del PJ no aflojó tras las elecciones provinciales. Ahora, volvieron los cruces por la negativa del peronismo de darle aval al mandatario a créditos blandos de organismos internacionales para tres obras en la provincia.

En la previa de los comicios, hubo un acuerdo por el cual el PJ acompañó al oficialismo de Cambia Mendoza en un préstamo del BID de u$s 50 millones para mejoras en el corredor de la ruta provincial N° 82. Y convinieron que otros u$s 80 millones para el acueducto Ganadero de La Paz, la doble vía acceso a San Martín-Rivadavia y Junín, y la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos serían tratados con posterioridad a la votación en la que Rodolfo Suarez venció a la senadora nacional kirchnerista Anabel Fernández Sagasti. Para tomar los créditos, Cornejo necesita los dos tercios de los votos en ambas cámaras.

Sin embargo, ahora el PJ rectificó su posición y señaló que tratarán el endeudamiento una vez que Suarez asuma la gobernación. En el oficialismo cuestionan al PJ porque podrían vencerse los plazos para acceder al financiamiento. Cornejo requiere negociar con el peronismo para lograr mayorías legislativas, y en ese ámbito perdió pulseadas claves. Por ejemplo, el peronismo le negó el roll over de stock de deuda y la ampliación de la Suprema Corte provincial que empujaba el mandatario.

“Es pura miseria política”, indicó ayer Cornejo ante la nueva postura del PJ. El senador provincial justicialista Adolfo Bermejo se encargó de remarcar que “no es momento de tomar deuda en dólares”. Bermejo aseguró que la provincia tiene deudas por $80.000 millones y que además hay una caída en la recaudación. Por eso, pidió esperar a la asunción de Suarez para que defina qué obras cree prioritarias.

El ministro de Gobierno de la provincia, Lisandro Nieri, apuntó al peronismo. “Se pone en riesgo el plan de inversión pública para los próximos años”, señaló. Y agregó que la negativa a aprobar los créditos se debe a una interna partidaria. También dijo que los plazos para la aprobación del BID están por vencerse y que podría caerse el financiamiento de forma definitiva.

Desde el kirchnerismo, en tanto, el diputado provincial Lucas Ilardo criticó a Cornejo “por su agresividad” y afirmó que su espacio no puede “poner en riesgo las finanzas de Mendoza”. Asimismo, sostuvo que esas obras debían ser financiadas por el Estado Nacional y que de postergarse la decisión, el BID no dudará en financiar los proyectos durante la gestión de Suarez.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario