Economía

Wall St. operó con leve avance en sesión volátil

El promedio industrial Dow Jones y el índice S&P 500 cerraron al inicion de la semana una sesión volátil con un leve avance, recuperándose de una reciente ola de ventas, pero las caídas en los sectores biotecnológico y energético presionaron al mercado, cauto ante la proximidad de la temporada de resultados trimestrales.

Además, los inversores se mostraron cautos luego de que se registrara un nuevo desplome de la bolsa de Shanghái (cayó más de 5%).

El promedio industrial Dow Jones ganó 52,12 puntos (+0,32%) a 16.398,57 unidades, mientras que el S&P 500 subió 1,64 puntos (+0,09%) en 1.923,67 unidades.

El Nasdaq Composite, en tanto, perdió 5,642 puntos (-0,12%), y terminó en 4.637,989 unidades.


Tras arrancar la sesión con ganancias moderadas, los operadores en Wall Street de decantaron por las ventas arrastrados por una nueva caída del precio del petróleo en los mercados internacionales y otra jornada difícil en China.

Los inversores siguieron con preocupación las noticias procedentes de China, donde sus principales bolsas volvieron a desplomarse, donde Shanghái y Shenzhen acumulan caídas de entre el 15% y el 20% en lo que va de año.

En tanto, las bolsas europeas cerraron este lunes a la baja, en un mercado que no logra recuperarse debido a las dudas que persisten sobre China y los precios del petróleo.

La bolsa de Londres terminó en baja de 0,7%, París cedió 0,5%, Madrid 0,3%, Milán 0,6% y Fráncfort 0,2%. "Los mercados siguen nerviosos tras una nueva caída de las acciones china y de la volatilidad de los precios del petróleo", comentó Jasper Lawler, analista de CMC Markets. 

Por su partre, los mercados bursátiles chinos sufrieron un nuevo descalabro, después del desplome de las cotizaciones registrado la semana pasada.

El Shanghái Composite Index cayó 5,33% y el Shenzhen Componet Index incluso se dejó 6,12%. El ChiNext Index para valores tecnológicos, similar al Nasdaq de Estados Unidos, perdía el 6,34 por ciento.

Pese a masivas intervenciones del Estado, las caídas en las bolsas chinas no han cesado desde la semana pasada, cuando el índice de Shanghai perdió en cinco jornadas casi un diez por ciento.

El desplome de las bolsas chinas arrastra a los mercados en todo el mundo. También este lunes retrocedieron otras bolsas asiáticas.

Con el objetivo de tranquilizar a los inversores, la comisión de vigilancia de las bolsas chinas había suspendido a fines de la semana pasada, a pocos días de su introducción, un mecanismo de protección que había desencadenado una espiral descendente.

El mecanismo suspendía automáticamente las operaciones durante 15 minutos si se registraba una caída de más de un cinco por ciento y para el resto de la jornada si el descenso superaba el siete por ciento, lo que en la práctica desató el pánico entre los inversores.

La Bolsa de Tokio no operó hoy por ser día festivo en Japón.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario