Edición Impresa

Wall Street tuvo su peor jornada en 8 meses por el Rusia-gate

Los inversores temen que los coletazos del caso FBI generen una crisis política que conspire con la reforma tributaria de Trump.

Nueva York. Wall Street cerró ayer su peor sesión en lo que va de año, por las menores esperanzas de recortes de impuestos y otras políticas amistosas con el mercado tras la información de que el presidente Donald Trump trató de interferir con una investigación federal (ver páginas 20 y 21). La apuesta a las ventas se anticipaba desde antes de la apertura de la sesión, y la tendencia quedó confirmada claramente desde el comienzo. El Dow Jones llegó a perder 373 puntos, una caída que no se suele ver con frecuencia. Al final, el Dow perdió un 1,78%, el S&P 500 un 1,82% y el Nasdaq, el que tuvo el peor comportamiento de los principales indicadores, retrocedió un 2,57%. Pésima jornada para el Nasdaq, que había terminado el martes con un nuevo récord, y mala para el S&P 500, que se anotó su propia marca histórica el pasado lunes.

Las miradas estaban puestas en Washington y en las actuaciones del presidente Trump, vinculadas con su decisión de despedir al director del FBI James Comey, y los favores que, según medios locales, le pidió antes de cesarlo. Y es que, al parecer, en febrero pasado Trump había pedido a Comey que cerrara una investigación sobre los nexos con Rusia del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, que renunció el 13 de febrero, casi cuatro semanas después de asumir su puesto. Comey también salió de su cargo, despedido por Trump el martes pasado, en una decisión que ha generado mucho ruido político y que si en ocasiones anteriores Wall Street había desestimado, sí reaccionó con miedo. Tiene miedo a que las aguas políticas estén tan revueltas que, por ejemplo, Trump pierda apoyo legislativo para su prometida reforma tributaria, que está esperando con ansias Wall Street y la clase empresarial para tener certeza en los próximos meses. La preocupación entre algunos analistas es grave. "Nos dirigimos a un largo período de incertidumbre, uno en el que surgen crecientes dudas sobre si Trump será presidente de EE.UU. en 2018", señaló el analista de Strategas Reserach Partners Daniel Clifton en una nota enviada hoy a sus clientes y citada en The Wall Street Journal.

La sesión se cebó con firmas claves del mercado: el principal grupo bancario estadounidense, JPMorgan Chase, perdió un 3,81% y la mayor firma de banca de inversión, Goldman Sachs, cayó un 5,27%. Previamente todas las principales plazas europeas cerraron con pérdidas, que en el caso de Milán -2,31%, París -1,63%, Francfort -1,35% y Madrid -1,79%.

Casi todos los sectores en Wall Street cerraron con pérdidas, entre los que destacaron el tecnológico (-2,57 %), el financiero (-2,07 %), el industrial (-1,87 %), el de materias primas (-1,79 %), el sanitario (-1,24 %) y el energético (-1,11 %).Goldman Sachs (-5,27 %) y JPMorgan (-3,81 %) lideraron las pérdidas junto a Apple (-3,36 %) y DuPont (-3,21 %), mientras al otro lado subieron UnitedHealth (0,44 %), Travelers (0,27 %), Coca-Cola (0,65 %), Procter & Gamble (0,02 %) y Walmart (0,01 %).

En resumen, la sesión terminó con la peor caída del Dow en ocho meses. Y todo ello cuando Trump, cuya elección presidencial estaba impulsado al alza a Wall Street, todavía no ha cumplido cinco meses en el poder.

Agencias Reuters y EFE

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario