Espectáculos

Will Smith contra Will Smith: la nueva proeza de la digitalización en el cine

"Gemini Man", dirigida por Ang Lee, es una producción de ciencia ficción que insumió más de una década hasta encontrar los efectos especiales que se proponían.

Los Angeles - Will Smith se enfrenta a una versión más joven de sí mismo en el film de ciencia ficción “Gemini Man”, que sus creadores aseguran representa el mayor salto de Hollywood en la creación de imágenes generadas por computadora (CGI). Varias películas han empleado técnicas de “rejuvenecimiento” para eliminar las arrugas de las estrellas, pero este clon de Smith fue construido completamente con efectos especiales, poros, tendones, vasos sanguíneos.

“En el pasado habríamos usado al hijo de Will Smith para interpretarlo, le habríamos puesto un cabello diferente y maquillaje y llamado ‘clon’”, dijo el director Ang Lee antes del lanzamiento del tráiler de la película. “Pero no se vería bien en este medio”, añadió en referencia a los planos 3D de última generación, que incluyen varios planos cerrados y peleas. “Gemini Man” ha estado en desarrollo por más de dos décadas, saltando entre estudios, directores y estrellas, mientras Hollywood esperaba que la tecnología pudiera llevarla a la gran pantalla. El trailer muestra a un joven clon asesino de una organización oscura enviado a matar a la versión más vieja de sí mismo.

La técnica usada en este film, que se estrena el 11 de octubre en Estados Unidos, son similares a las usadas por la nueva versión del clásico “El rey león” de Disney, que parece de acción real pero fue hecha toda en computadora. Crear un rostro humano realista fue por mucho tiempo un imposible en la industria de los efectos visuales, dijo el supervisor de efectos de la película, Bill Westenhofer. “Durante millones de años, la cara ha sido la forma en que vemos a alguien y desciframos que nos está mintiendo, o que está enfermo, las sutilezas que están en el subconsciente. Tratar de recrear eso digitalmente es muy difícil”.

Smith y dobles de acción interpretaron el papel del joven con trajes de captura de movimiento para luego aplicarle el efecto digital.

La producción se paseó por viejas fotografías y tomas del actor cuando estaba en la década de sus 20 --la edad de su clon “Junior”-, incluyendo algunas de “Bad Boys” y “Día de la independencia”. Estudiaron la morfología del envejecimiento y la interacción de la anatomía humana, desde los músculos faciales hasta el nivel microscópico de los poros de la piel y su pigmento, la melanina.

El productor Jerry Bruckheimer, quien trabaja en el proyecto desde hace más de una década, dijo que este salto “revolucionario” de la tecnología era el equivalente a “pasar del blanco y negro al color”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario