Espectáculos

"Yo fui quien inventó a Ned Flanders"

“Yo tuve que inventar de la nada a Ned Flanders” asegura Rich Moore con una gran sonrisa. Aunque hoy no se podrían concebir a los Simpson sin su vecino mojigato Flanders, el personaje en un principio no existía y recién apareció mencionado en el guión del primer especial de Navidad. “Mi trabajo era dibujar los storyboards a partir del guión que me daban, y allí estaba ese nuevo personaje, Ned Flanders, pero no había un solo dato de como era físicamente ni mucho menos de su look, así que lo tuve que imaginar solito. Para inspirarme, recordé un montón de gente que había conocido en mi vida, ese tipo de persona perfecta, siempre prolija e impecable, que de alguna manera era todo lo contrario de un tipo como Homero”.

“Hoy entiendo la presión tremenda que teníamos al hacer los Simpson”, continúa Moore. “No hay modo de explicar el stress que implica un show televisivo semanal, sobre todo si es animado. No hay margen de error. Podias cometer un error, o dos, y no habia un tercero. Por suerte yo tenía veintipico de años y estaba en las nubes, me divertía como loco. Supongo que era una especie de training, solo de vez en cuando me detenía a pensar que era una producción para un canal importante, y que cualquier error o demora podía costar mucho dinero”.

En el diálogo, Moore recuerda: “Yo dirigí casi 20 episodios, algunos muy buenos, pero por supuesto los directores no los elegíamos. Se repartían los guiones y te tocaba el que te tocaba. En un punto era como una fábrica. Hubo un episodio clave en la serie, el que aparece Leonard Nimoy y Homero maneja un monorriel que estaba destinado a la catástrofe. Ese episodio estaba en la cuarta temporada y cambió para siempre la serie, ya que tenía hasta un musical, y más acción y decorados nuevos; además de Nimoy, que en el guión iba a ser otro personaje menor de Viaje a las Estrellas, George Takei (el teniente Sulu), pero no sé cómo de golpe estaba disponible el mismísimo Señor Spok y entonces apareció Nimoy. El asunto es que a mí me dieron el guión, lo leí, y aunque no me daban ni mas tiempo ni presupuesto, pensé que lo podía dirigir. Y salió bien. A partir de ahí los guiones empezaron a ser más ambiciosos, siempre por la misma plata y el mismo cronograma, Supongo que los otros directores me deben haber odiado”.

Y concluyó: “De todos los que dirigí, mi episodio favorito es “Cape Feare” de la quinta temporada, una parodia del film de Scorsese en el que el payaso Sideshow Bob sale de la cárcel en libertad condicional y trata de asesinar a Bart. Me encantó porque era lo máximo en humor negro y acción. Cuando lo hacía no tenia manera de saber que iba a ser mi último episodio para el programa”.

D.C.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario