Edición Impresa

YPF bajó 33 equipos de trabajo en Neuquén y habrá 1.700 despidos

El personal alcanzado por la decisión está suspendido desde febrero por un procedimiento preventivo de crisis. Hoy anunciarían medidas de fuerza.

YPF comunicó a las empresas prestadoras de servicios en yacimientos de Neuquén que da de baja 33 equipos que estaban fuera de actividad desde febrero, y la decisión implicará unos 1.700 despidos de petroleros en los próximos días.

Esta merma de equipos de trabajo en pozos ya maduros coincide con las negociaciones para modificar las condiciones laborales en las áreas no convencionales de Vaca Muerta que el Gobierno y las petroleras quieren anunciar el 13 de este mes cuando se celebra el día del petróleo. En ese sentido, la inminencia de los despidos pretendería ejercer presión para que se acepten convenios menos favorables de trabajo, en tanto para la administración nacional como para las petroleras eso es un requisito para que lleguen inversiones al no convencional.

"La compañía no puede seguir sosteniendo una actividad que no está en línea con los precios actuales del petróleo en el mercado internacional a los que se irá confluyendo en el plano local en pocos meses", dijeron fuentes de la petrolera al explicar la medida y detallaron que mantener los 33 equipos en stand-by tiene un costo anual de u$s100 millones.

Los trabajadores afectados son los mismos que quedaron alcanzados por el procedimiento preventivo de crisis que se firmó en febrero entre la Cámara de Empresas Operadoras (CEOPE) y los sindicatos de petroleros y de jerárquicos de Neuquén, Río Negro y La Pampa. Por ese mecanismo que formalmente llegó hasta julio pero se prolongó hasta ahora, el personal quedó suspendido percibiendo la mitad de los haberes correspondientes a un trabajador de torre sin adicionales.

Contratistas

Ahora, los despidos quedan a cargo de las empresas de servicios, entre ellas las de perforación (H&P, DLS, Nabors, Quintana, SAI), de workover (Nabors, Petroneu, SAI, SPA, Tracker, Tronador, Venver) y de pulling (SAI, Clear, Petroneu), además de otras actividades asociadas como logística, movimientos de suelos y montaje y soldadura.

Fuentes de YPF también indicaron que "el costo de mantener la fuerza laboral ociosa no se puede sostener en el tiempo, ni tampoco las situaciones con empresas contratistas que se ubican muy por debajo de los estándares que la compañía requiere actualmente". Sostuvieron que el objetivo es "la sustentabilidad" de la petrolera.

Por su parte, el titular del sindicato, Guillermo Pereyra, dijo que hoy el cuerpo de delegados decidirá medidas de fuerza. El dirigente sindical que también es senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino, responsabilizó al "Estado nacional porque no controló cómo debía hacerlo".

Dijo que la situación actual tiene un punto de partida en la época de Miguel Galuccio al frente de YPF, pero también destacó que "es una responsabilidad del Estado porque esto no está ocurriendo en otras grandes como Pan American o Total".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario