21 de mayo 2024 - 19:00

El innovador licuado mágico que ayuda a la digestión

Sumar este fruto a las dietas ofrece sabor, versatilidad y una gran cantidad de beneficios para tu salud.

 El innovador licuado mágico que ayuda a la digestión

 El innovador licuado mágico que ayuda a la digestión

Freepik

El batido de tomate te brinda una dosis importante de fibra, un elemento clave para una digestión saludable y por eso es importante sumarlo a las dietas. Esta fibra regula el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, manteniendo tu sistema digestivo funcionando de manera óptima.

Además, el tomate también aporta compuestos que estimulan la producción de jugos digestivos, facilitando la absorción de nutrientes de todos los alimentos que consumes.

El tomate, aunque muchos lo consideran una hortaliza, es en realidad un fruto que ha conquistado las mesas del mundo entero. Su sabor único y su versatilidad lo convierten en un ingrediente esencial en ensaladas, salsas, guisos y, por supuesto, en deliciosos licuados llenos de beneficios para tu salud.

El licopeno, un pigmento que le da al tomate su color rojo vibrante, no solo protege las células de tu cuerpo del daño oxidativo, sino que también contribuye de manera significativa a la salud cardiovascular. Estudios han demostrado que el consumo regular de licopeno puede reducir el colesterol malo (LDL), disminuir la presión arterial y mejorar la función endotelial, previniendo así la formación de coágulos sanguíneos y enfermedades como la aterosclerosis.

La importancia de consumir tomates.jpeg

Cómo preparar el licuado mágico que ayuda a la digestión

Ingredientes

  • 2 tomates maduros
  • 25 ml jugo de limón
  • 1/2 vaso agua fría
  • Hojitas menta fresca. Opcional perejil o albahaca
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca azúcar
  • 3 cubitos hielo

Preparación

  • Lava bien los tomates con agua corriente para eliminar cualquier suciedad.
  • Córtalos en trozos medianos para facilitar el licuado. Retirar la piel es opcional.
  • Coloca los tomates en la licuadora junto con agua fría.
  • Agrega sal, pimienta y las hierbas aromáticas que prefieras (albahaca, perejil, orégano) para realzar el sabor (opcional).
  • Licúa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  • Si la mezcla resulta demasiado espesa, agrega un poco más de agua para ajustar la consistencia a tu gusto.
  • Sirve el licuado de tomate en un vaso y decora con una rodaja de tomate, una hoja de albahaca o una pizca de pimienta molida (opcional).
  • ¡Disfruta de esta bebida refrescante y nutritiva al instante!

Dejá tu comentario

Te puede interesar