4 de junio 2024 - 10:23

El gobierno dio el brazo a torcer y logró los votos para el Tratado de Patentes

El Poder Ejecutivo cedió a las exigencias de Cabildo Abierto e incorporó una "reserva" que también garantizó los votos del Frente Amplio.

El gobierno logró los votos para adherir al Tratado de Patentes, clave para que Uruguay ingrese al Acuerdo Transpacífico.

El gobierno logró los votos para adherir al Tratado de Patentes, clave para que Uruguay ingrese al Acuerdo Transpacífico.

Foto: Parlamento

El gobierno logró obtener los votos necesarios en la Cámara de Diputados para que Uruguay adhiera al Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (TCP), un paso fundamental para poder ingresar al Acuerdo Transpacífico (Cptpp).

Con modificaciones mediante, el Poder Ejecutivo aseguró los votos necesarios para el tratado de patentes, un tema que venía siendo una piedra en el zapato de la actual administración debido al rechazo no solo de algunos sectores del Frente Amplio, sino también de Cabildo Abierto, por los perjuicios que podría provocar la normativa internacional en la industria nacional. Finalmente, y luego de aceptar un agregado al proyecto de ley que permita al país acceder a una “reserva” del capítulo II del Tratado —que refiere al “examen preliminar internacional” de solicitud de patentes—, Uruguay podría sumarse a los 157 países del mundo que han ratificado la norma.

El anuncio sobre el ajuste fue realizado por el canciller Omar Paganini el lunes, en el Parlamento, y supuso un cambio fundamental para quienes se oponían a votar a favor del proyecto. Según confirmó el jerarca, se trata de un mecanismo “transitorio” que no implicará grandes cambios a la aplicación final del PCT, y que “casi nunca se utiliza” a nivel global. Pero destacó la importancia de que Uruguay adhiera para “proteger” las patentes que se generan a nivel local. “Permitirá que Uruguay tenga una integración al ecosistema mundial de innovación”, afirmó.

“Mucha gente no patenta en Uruguay”, dijo el canciller, y explicó que “el país tiene muy malos indicadores de patentamiento cuando, en realidad, hay muchos inventores”. Para el ministro, esto deriva en que muchas veces estos inventores deban recurrir al exterior para proteger sus creaciones.

Los votos asegurados

La modificación finalmente incorporada fue una exigencia de Cabildo Abierto al proyecto luego de que el sector frenara la adhesión al TCP, que había sido enviada en octubre del año pasado por el presidente Luis Lacalle Pou al Parlamento.

A mediados de mayo, la iniciativa había regresado a la Comisión de Ciencia y Tecnología luego de que el sector de Guido Manini Ríos solicitara que se introdujera una modificación “sustancial”. Dicha modificación se trataba, efectivamente de hacer una “reserva” del capítulo II del acuerdo que refiere al “examen preliminar internacional” de solicitud de patentes, en tanto esto sería el aspecto más perjudicial para la industria nacional. Es decir, Cabildo Abierto buscaba que se excluyera al país de los efectos jurídicos de ciertas disposiciones en su aplicación, tal y como hicieron Estados Unidos o Suiza, según argumentaron.

Finalmente, el Poder Ejecutivo cedió a este pedido con el objetivo de poder, así, contar con los votos necesarios para adherir al Tratado, uno de los requisitos que ponen los once países que integran el Cptpp para el ingreso de nuevos miembros al bloque.

Lo paradójico es que la mayoría no la habría obtenido gracias a los cabildantes —que, igualmente, deberían votar a favor en tanto su pedido fue escuchado y respondido de forma positiva—, sino porque el Frente Amplio aseguró que votará el proyecto. El nuevo texto comenzaría a tratarse en la sesión ordinaria de este martes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar