17 de abril 2024 - 12:09

¿Qué expectativa genera en la industria de la moda uruguaya la apertura de EEUU?

Varias marcas se preparan para desembarcar con sus productos en uno de los mayores mercados mundiales.

Moda Uruguay
Foto: Pexels /Ksenia Chernaya

Uruguay XXI invitó a marcas uruguayas a participar de una charla informativa sobre la industria y el mercado de la moda en Estados Unidos. Representantes de Coterie, feria internacional de moda con sede en Nueva York, visitaron Uruguay y compartieron las últimas tendencias y estrategias en el sector.

Además, las marcas postularon para recibir un feedback de 20 minutos, en donde los expertos analizan junto a sus representantes la propuesta de valor, coherencia de la colección, los precios, los materiales y el catálogo. Esto permite a los emprendedores trazar una estrategia para acceder a nuevos mercados internacionales.

El año pasado fueron siete las marcas uruguayas de diseño de moda que participaron de las ferias estadounidenses Designers & Agents y Coterie. Celmo, Jibona, Margara Shaw, Margo Baridon, Ound, Savia y The Farra expusieron sus diversas colecciones con el objetivo de posicionar la industria de la moda nacional en mercados extranjeros.

Elisa Schroeder, analista de promoción de exportaciones en Uruguay XXI, dijo a Ámbito que la experiencia de estas ferias internacionales significa para las empresas “la posibilidad de rever sus estructuras y de sofisticar sus procesos porque el acceso a un mercado tan desafiante como es el americano implica innegablemente perfeccionarse y sacar la real propuesta de valor que tiene cada marca, en este caso muy vinculado a la utilización de materias primas locales y sobre todo al empleo de mano de obra local, que eso es un gran diferencial en la industria de la moda”.

Agregó que “las marcas están acostumbradas a conocer a sus clientes, a conocer los nombres de sus clientes porque tienen mucho tiempo en el mercado y el mercado uruguayo es muy pequeño. Entonces lanzarse a un mercado tan grande como el de Estados Unidos significa que tienen que contar su historia, tienen que reconocer su identidad y ser capaces de contarla de una manera atractiva, que llame la atención y que sea bien concreta”.

Respecto al papel del organismo, Schroeder explicó que “desde la Agencia de Promoción de Exportaciones una vertical es la profesionalización de la industria y capacitar a las empresas para que obtengan herramientas que les permitan internacionalizarse”. “Generamos este tipo de iniciativas con referentes de otros eventos, de otros mercados, en este caso el americano, que vienen a contar un poco más de qué se trata la experiencia, cuáles son las exigencias para prepararse y qué buscan”, detalló.

Por su parte, Alejandra Bolan, diseñadora y consultora de negocios internacionales vinculada directamente a los eventos de la industria de la moda en Estados Unidos afirmó a Ámbito que “Uruguay y, en general, los países de Sudamérica, tienen algo muy interesante que es que tienen propuestas muy puras desde su ADN”. “Hay que prepararse, hay que saber en dónde te estás metiendo y tener un armado comercial que te permita llevar adelante tu negocio dentro del nuevo mercado. La internacionalización no tiene solo que ver con la participación en las ferias, sino con tener una buena prospección comercial, tener todo el formato de operaciones bien prolijo y ordenado como para que realmente pueda funcionar, y después darle el tiempo y el presupuesto que conlleva”, explicó.

Sobre la propuesta para este año, Bolan afirmó que “nuestras expectativas es que cada vez vayan más marcas, por supuesto, pero además que vayan preparadas y que la marca que fue la temporada pasada que pueda ir y seguir creciendo”.

La experiencia de las empresas que se acercaron al mercado en Estados Unidos

Una empresa que participó en 2023 y ahora planea repetir es Celmo, que trabaja con el propósito de reducir al mínimo el impacto ambiental y no generar exceso de producción. “Ir a Coterie nos permite exponer nuestras prendas y también nos sirve como punto de encuentro para llevar a cabo nuestro objetivo principal que es exportar e internacionalizarnos”, dijo la representante de la marca Antonella Scaldaferri.

La marca ya logró comercializarse en Barcelona y Madrid e incluso realizó ventas en Corea, sumando ahora el mercado norteamericano.

Abrir más puntos de venta apuntando a pequeñas boutiques de lujo son parte de los objetivos que la directora de Savia, Helena Betolaza, se planteó en este encuentro internacional. “La posibilidad de ir a Coterie abrió una puerta a un mundo nuevo, no solo para internacionalizar la marca a Estados Unidos y América Central, sino también a mercados europeos como España y Francia”, expresó.

La marca presentó una colección que incluye como materia prima la lana fina representativa de Uruguay. Betolaza explicó que “en el exterior se valora que nuestros talleristas sean el eslabón más importante de nuestra cadena de producción”. Desde sus inicios Savia trabaja con lino y ahora innova con el agregado de terminaciones hechas a mano con materiales como cuero o bordados de crochet.

“Lo primero que vimos es aprender y entender cómo funciona ese mercado, nosotros no teníamos ni idea de qué era lo que íbamos a vender y cómo lo íbamos a vender. Tuvimos cuatro clientes y dos de esos clientes nos volvieron a comprar. es una buena respuesta, les gustó nuestro producto lo volvieron a consumir y están interesados, incluso nos pidieron exclusividad para la próxima temporada”, contó a Ámbito.

La selección de las empresas uruguayas que integraron la delegación del año pasado como este año estuvo a cargo de Uruguay XXI y la Cámara de Diseño del Uruguay en coordinación con los organizadores de las ferias. Para conformar esta representación se dio prioridad al valor de origen de los productos que cada empresa exhibe, se consideró la utilización de materia prima y mano de obra local, así como el impacto en el desarrollo de la industria nacional.

Dejá tu comentario

Te puede interesar