7 de mayo 2024 - 12:00

El precio del arroz sube en medio de la zafra por las inundaciones en Brasil

Las dificultades en la cosecha impulsan al alza los precios del grano. En Uruguay se ve como una buena noticia, aunque también preocupan las condiciones climáticas.

El riesgo en la cosecha de arroz en Brasil impulsa los precios del grano que también exporta Uruguay.
El riesgo en la cosecha de arroz en Brasil impulsa los precios del grano que también exporta Uruguay.

Las inundaciones en Brasil ponen en riesgo 150.000 hectáreas de arroz en el país norteño, una situación que afecta también a los precios del grano, de importancia en las exportaciones agrícolas de Uruguay.

Los devastadores efectos de El Niño en el sur de Brasil y, principalmente, en el estado de Rio Grande do Sul, también afectan las cosechas de uno de los productores más importantes de la región. En ese sentido, y si bien el país norteño lleva recogido el 82,9% del arroz cultivado en esta zafra, todavía quedan 150.000 hectáreas que corren riesgo de perderse por las inundaciones.

Si bien Uruguay no tiene allí una oportunidad de compensar faltantes de producción brasileña en el mercado internacional —de hecho, la superficie amenazada en Brasil es equivalente a la de toda el área cultivada en el territorio nacional, con un potencial de entre 1,2 y 1,3 millones de tonelada, según Blasina y Asociados—; el eventual desenlace en los campos brasileños puede inclinar la balanza en términos de precios de este grano.

Un precio en aumento

La cosecha en Rio Grande do Sul ya venía significativamente atrasada en relación a años anteriores, demorada por las anteriores tormentas intensas que han tenido lugar durante el 2024, previo incluso a las más recientes.

Con estas dificultades, el precio del arroz venía subiendo, aunque recién este viernes superó los 21,10 dólares por bolsa por primera vez desde febrero.

El Instituto Rio-Grandense del Arroz (IRGA) estimaba un rendimiento de 8.612 kilos por hectárea para el estado hoy bajo el agua, cifra que seguirá bajando por las consecuencias de los efectos climáticos. Ante esta la expectativa de que la proyección de la zafra arrocera siga reduciéndose en el principal estado brasileño productor de este grano —disminuyendo así la oferta disponible—, se espera que el valor por bolsa siga la tendencia alcista.

En Uruguay, en tanto, queda por levantar el 14% del área, unas 22.000 hectáreas, en lo que ya se ha constituido como la más trabajosa y extendida en el tiempo de las últimas cuatro cosechas, también debido a las condiciones climáticas. Es el equivalente a unas 200.000 toneladas considerando rendimientos dentro del promedio de los últimos cinco años, cerca de los 9.000 kilos

Según el último reporte de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) del 2 de mayo, el año se despliega como de “mucha dificultad a nivel operativo pero con resultados de rendimientos dentro del promedio de los últimos cinco años y en general buenas calidades del grano”. Esta proyección podría mejorarse en caso de que mejoren los precios a nivel internacional, aunque todavía hay preocupación entre los productores locales de que se pueda cosechar la totalidad del área para dar cierre a la zafra 2023/24 de la mejor manera posible.

Dejá tu comentario

Te puede interesar