11 de julio 2023 - 07:47

La inversión extranjera en Uruguay creció un 155% en 2022, según la Cepal

Durante el año pasado, las entradas directas de capitales totalizaron los u$s 9.325 millones y representaron el 4,4% en América del Sur.

La inversión extranjera en Uruguay se disparó durante el año 2022.

La inversión extranjera en Uruguay se disparó durante el año 2022.

Foto: Freepik

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó que la inversión extranjera directa (IED) en Uruguay creció un 155% durante el año 2022 frente a 2021, con entradas de capitales que totalizaron los 9.325 millones de dólares y representaron el 4,4% del total en América del Sur.

Estas inversiones directas de capitales extranjeros fueron superiores en 5.668 millones de dólares a las 2021, que totalizaron los 3.657 millones de dólares, y en 8.799 millones de dólares a las del año 2020, en plena pandemia, cuando alcanzaron los 526 millones de dólares.

No obstante, la comisión regional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que durante el año 2022, Uruguay experimentó una reducción en los montos de anuncios de IED frente a lo que fue 2021, cuando se dispararon por el optimismo de dejar atrás las restricciones por el Covid-19.

El crecimiento de las inversiones desde Uruguay impactó positivamente en el incremento porcentual general de las inversiones originadas en América Latina y el Caribe, las cuales crecieron un 136%. Uruguay fue uno de los principales inversionistas de la región en Brasil, aportando un 18% de las mismas. Asimismo, existieron inversiones menores en Ecuador y República Dominicana.

A su vez, junto a las Bahamas se estableció como "un mercado donde las empresas de intermediación financiera tienen un papel destacado en los movimientos de capital transfronterizo", según la Cepal.

Uruguay es un país de tránsito de capital para inversiones extranjeras en América Latina

Durante 2022 existió un flujo de inversión extranjera directa hacia el exterior desde Uruguay por 6.051 millones de dólares, un salto del 219,6% con respecto a 2021, y una participación sobre el total del IED regional del 8,1%. Uruguay muchas veces opera como un "país de tránsito" del capital, sin que necesariamente el dinero sea uruguayo o de empresas locales.

La mayor parte del IED, un 52%, se debió a préstamos entre empresas, mientras que la reinversión de utilidades fue el segundo segmento más importante, registrando un 37% del total. Asimismo, el podio de IED lo completaron los ingresos por aportes de capital en un 11%.

El país, junto a Chile, también logró posicionarse como un caso de éxito en lo que respecta a atracción de inversiones en energía renovables, como la eólica y la fotovoltaica.

Dejá tu comentario

Te puede interesar