21 de febrero 2024 - 12:31

La Unión Europea congela hasta setiembre la negociación con el Mercosur

La Comisión Europea transmitió esa decisión el gobierno de Lula da Silva en Brasil. Crece el malestar.

Las negociaciones serán pospuesta hasta el último trimestre del año.

Las negociaciones serán pospuesta hasta el último trimestre del año.

Imagen: @eu_eeas

La confirmación vino del vicepresidente de la Comisión y comisario de Comercio, Valdis Dombrovskis, al gobierno de Lula da Silva en Brasil, confirmó Ámbito en Argentina tras consultar a tres fuentes de ese país en las negociaciones.

“La Unión Europea se corrió del diálogo al menos hasta setiembre porque entra en un complejo proceso electoral para renovar autoridades”, explicó una de las fuentes.

La postergación no sorprende si bien es por movimientos políticos dentro del bloque europeo. El diálogo ya había sufrido un golpe mortal con las protestas agrarias en Francia –que se extendieron a varios países de los 27- y la postura intransigente del gobierno de Emmanuel Macron de no negociar el acuerdo tal y como está.

El 1 de febrero, Francia anunció una serie de medidas para poner fin a las históricas protestas del agro, las cuales, en la práctica, hacen imposible la ratificación del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, el cual lleva 25 años de idas y vueltas entre los dos bloques.

Entre ellas, el Eliseo anunció la incorporación del concepto de soberanía alimentaria a la legislación francesa y el de la agricultura como “interés fundamental de la Nación”.

Ahora, la Comisión –que ya enfrentaba las dificultades emanadas de la posición francesa- acudió a un proceso interno para posterga al menos hasta el último trimestre del año el retorno de las conversaciones con los gobiernos de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

Se trata de un baldazo de agua fría para el gobierno de Javier Milei que, desde que asumió en diciembre, ha dejado en claro su interés por cerrar cuanto antes el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. Para Brasil es una nueva prueba de su liderazgo diplomático, mientras que Paraguay ya se ha mostrado proclive a dejar el diálogo dadas las dilaciones.

En el caso de Uruguay, sabido es que el gobierno de Luis Lacalle Pou está agotado de los esfuerzos por negociaciones estériles. Su atención, desde hace tiempo, está en recorrer caminos paralelos para lograr la apertura de otros mercados competitivos, principalmente en Asia y Oceanía.

Dejá tu comentario

Te puede interesar