Proyecto Arazatí: Aguas Montevideo tendrá una ventaja de apenas 10% para estimular la competencia

Mundo

El gobierno le pidió a OSE un llamado parejo, por lo que la empresa que presentó la iniciativa solo tendrá una ventaja de la mitad de lo permitido legalmente.

El gobierno de Luis Lacalle Pou se apronta para llamar a la licitación internacional por el proyecto Neptuno, la iniciativa privada para construir una nueva planta potabilizadora sobre el Río de la Plata en Arazatí, y le pidió al directorio de Obras Sanitarias del Estado (OSE) —que se encuentra redactando los pliegos correspondientes— que Aguas Montevideo tenga una ventaja del 10%, la mitad de lo permitido en Uruguay.

A nueve días de que el presidente anunciara el ambicioso proyecto Neptuno, y con algunos cambios respecto del proyecto original presentado en 2020 por Aguas Montevideo —el consorcio formado por Saceem, Berkes, Clemsa y Fast—, el Poder Ejecutivo pretenden que la ventaja de este grupo empresario sea similar a otras que se otorgaron en este período para mantener la competitividad. En este sentido, las autoridades esperan que la compañía francesa Veolia se presente también al llamado, junto con otras.

Por esta razón, OSE le otorgaría una preferencia bastante menor a la que podría darle —la ley 17.555 posibilita una preferencia de entre 5% y 20% a los promotores de las iniciativas privadas—, además de la posibilidad de solicitar un proceso de mejora de oferta en caso de que otra empresa sea la ganadora de la licitación.

La oposición se prepara para pedir la nulidad del proyecto

El director en representación del Frente Amplio, Edargdo Ortuño, prepara en paralelo al pliego de OSE el documento que presentará ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) para pedir la anulación de la construcción de la nueva planta en Arazatí.

Entre los puntos críticos que considera la oposición para rechazar el proyecto, Neptuno no garantiza el abastecimiento de agua potable en la zona metropolitana, tiene carencias técnicas y fue aprobado sin informes de especialistas de la empresa pública o de otros espacios, designados por el directorio. En este sentido, el FA denuncia un proceso “viciado de nulidad”, así como la negativa del oficialismo para encontrar una solución a través del diálogo.

FA Ortuño.jpg
El Frente Amplio pedirá la anulación del proyecto en el Tribunal de los Contencioso Administrativo (TCA) uruguayo.

El Frente Amplio pedirá la anulación del proyecto en el Tribunal de los Contencioso Administrativo (TCA) uruguayo.

Los cambios en Arazatí

El gobierno realizó algunas modificaciones para reducir el monto total de inversión necesario para llevar a cabo el proyecto Neptuno de 288,7 millones a 210 millones de dólares, y así adecuarse a la planificación financiera autorizada.

Para ello, se redujo la capacidad de producción proyectada originalmente de 229 mil metros cúbicos por día a 169 mil metros cúbicos diarios. Asimismo, se achicó el tamaño del pólder que contiene la reserva de agua dulce para proveer del servicio de agua potable los días en que la salinidad supera los niveles permitidos, por lo que la capacidad de almacenamiento original para 41 días (9,3 hectómetros cúbicos) ya no será tal, sino que podrá mantener agua para 25 días (4,0 hectómetros).

Finalmente, también se redujo la calidad de los caños: la tubería de aducción de 72 kilómetros de longitud será de poliéster reforzado con fibra de vidrio, cuando en el proyecto original era de fundición dúctil; y su diámetro pasó de 1.500 a 1.200 milímetros. Además, se eliminó una tubería de captación de agua bruta del Río de la Plata y los equipos de bombeo correspondientes, pasando de tres a 2 tuberías.

Dejá tu comentario