6 de diciembre 2023 - 11:00

Los mejores pueblos mágicos muy cerca de CDMX para desayunar como nunca en tu vida

A través del programa se pueden elegir sitios que además de revalorar los atractivos nacionales, permiten comenzar el día con buena gastronomía.

Los mejores pueblos mágicos muy cerca de CDMX para desayunar como nunca en tu vida

Los mejores pueblos mágicos muy cerca de CDMX para desayunar como nunca en tu vida

Hacer turismo en un Pueblo Mágico es transportarse a un mundo de símbolos y leyendas, poblados con historia que en muchos casos han sido escenario de hechos trascendentes para nuestro país. A su vez, son lugares que muestran la identidad nacional en cada uno de sus rincones.

Pero además de disfrutar de zonas arqueológicas, artesanías, iglesias coloniales y vistas panorámicas hermosas, son ideales para tener un desayuno delicioso y fascinante.

Cuáles son los mejores pueblos mágicos cercanos a CDMX para desayunar

Metepec, Estado de México

Este pueblo mágico se ubica a 55 km de CDMX, lo cual representa aproximadamente una hora con diez minutos de viaje. Allí, los viajeros encontrarán tiendas artesanales representativas de la zona, así como edificios coloniales. Para comenzar el día pueden optar por algunos de los platillos locales acompañándolo de alguna bebida autóctona, como la garoña que es creado con base en hierbas medicinales y frutas.

Metepec, Estado de México.jpg

Tepoztlán, Morelos

A 82.2 km de la Ciudad de México, este pueblo alberga la zona arqueológica del Tepozteco y el museo Carlos Pellicer. Allí se puede degustar un exquisito itacate, que es una gordita en forma de triángulo rellena al gusto y al final de postre con una nieve artesanal trascendentalmente deleitable; se recomienda que se pruebe principalmente la Nieve Chinelo, que es una mezcla de fresa, plátano, manzana, yogur y miel, también la Nieve Xicun, que lleva plátano con chispas de chocolate.

Malinalco, Estado de México

Además de impresionantes paisajes, climas cálidos, actividades extremas y coloniales atracciones, se puede degustar de un delicioso desayuno en familia, pareja o solo, comenzando una mañana increíble en el pueblo mágico que transporta a lugares místicos con los sentidos.

Huasca de Ocampo, Hidalgo

Este pueblo mágico Huasca de Ocampo es ideal para comenzar un domingo con los tradicionales pastes, exquisita barbacoa, hasta la infinidad de platillos preparados con truchas. Además, se puede pasear un rato para después de comer en los prismas balsámicos.

Valle de Bravo, Estado de México

Finamente, el pueblo mágico más conocido del Estado de México cuenta con deliciosa comida tradicional y hermosas vistas. Para desayunar, un imperdible es el embarcadero donde se puede disfrutar de comida mañanera.

Dejá tu comentario

Te puede interesar