Diferencia cambiaria con Argentina: comercios de frontera reclaman mayores medidas

Mundo

Las cámaras de comercio del litoral consideraron insuficiente las medidas de alivio fiscal votadas por el Senado.

El Senado aprobó la ampliación de la ley de fronteras y las medidas de alivio fiscal para las empresas de las zonas de frontera de Uruguay —especialmente del litoral, en los departamentos de Salto y Paysandú—, luego de que el Poder Ejecutivo enviara el proyecto el martes; y si bien los comerciantes aceptaron la iniciativa, consideran que está lejos de ser una solución reclaman medidas a corto plazo.

El proyecto para llevar alivio a los comercios de fronteras frente a la diferencia cambiaria con Argentina pasó a Diputados luego de que la cámara alta diera su aprobación. El mismo mantiene las mismas exoneraciones que ya están vigentes en la ley de fronteras, pero aumenta el monto de facturación máximo que pueden tener las empresas alcanzadas por los beneficios fiscales de cuatro millones de unidades indexadas (UI) a diez millones.

Sin embargo, los comerciantes no están del todo contentos con las medidas impulsadas por el gobierno ya que, si bien son de cierta ayuda, no son suficientes para resolver una situación que deja personas sin empleo y cierra empresas casi a diario. En ese sentido, señalaron que necesitan acciones concretas y a corto plazo, y no solo proyectos a seis meses.

Al respecto, las cámaras de comercio del litoral consideraron que la extensión de ley de fronteras, aunque ayuda un poco, no es lo que el sector del comercio fronterizo pedía. Como ejemplo máximo postularon la posibilidad de una aumento en el Impuesto Específico Interno (Imesi) para que el combustible bajara un poco su precio y, así, lograr retener más uruguayos que, hoy en día, cruzan la frontera para obtener este producto más barato, entre otras cosas.

Según especialistas, las medidas impulsadas por el gobierno de Luis Lacalle Pou no significarán una rebaja significativa en los precios locales, sino que rondarán entre un 3% y un 4% según la estructura de costo de la empresa; aunque tampoco hay garantías de que las exoneraciones fiscales se trasladen a las tarifas, en un contexto en que la diferencia de precios con Argentina es tan grande que no se le puede competir, tal y como señaló el mismo presidente.

Frontera Uruguay.jpg
El gobierno impulsó una serie de exoneraciones fiscales que, según especialistas, no impactará en más del 3% o 4% en los precios de la frontera uruguaya.

El gobierno impulsó una serie de exoneraciones fiscales que, según especialistas, no impactará en más del 3% o 4% en los precios de la frontera uruguaya.

Qué establece el proyecto aprobado en el Senado

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo y aprobado en la cámara alta establece, entre otros beneficios, una exoneración del 100% de los aportes patronales jubilatorios y de la prestación tributaria unificada monotributo y monotributo social Mides; así como la quita del IVA mínimo mensual para las pequeñas empresas, de los anticipos mínimos del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y la exención de los pagos mensuales del Impuesto al Patrimonio.

La justificación del gobierno se apoya en que las zonas fronterizas son sitio de convivencia de sociedades de países diferentes y con regímenes comerciales distintos, lo que genera inestabilidades —como variaciones cambiarias, alto nivel de informalismo, falta de competitividad y sustentabilidad, y diferencia de precios en los mismos productos ofertados— que se ven agravadas por el contexto económico actual de Argentina.

Por este motivo, el proyecto apunta a reducir las cargas tributarias con el objetivo de reducir los costos de las mercaderías, aunque las cámaras de comercio del litoral consideran que la iniciativa no tendrá los efectos necesarios.

Los controles aduaneros tampoco son suficientes

Para los comerciantes del litoral, el compromiso de la Aduana de fiscalizar con mayor firmeza el contrabando hormiga desde Argentina a Uruguay, sobre todo en Salto —donde el problema es todavía mayor—, tampoco resultó.

En este caso, las opiniones se dividen entre considerar la medida como un paliativo más que temporario, que solo significó ingresar más personal a los distintos postes fronterizos, por lo que la efectividad fue efímera; y entre rescatar la mayor exigencia en los controles, algo que ayudó en cierta medida, pero insuficiente para reducir por completo el contrabando.

Dejá tu comentario