23 de febrero 2024 - 10:37

El dólar cayó de nuevo y preocupa una profundización del atraso cambiario

La pausa en el recorte de las tasas por parte del BCU y la posible primera caída semanal del índice dólar en 2024 dificultan las posibilidades de repunte para el tipo de cambio local.

El dólar volvió a caer en Uruguay.

El dólar volvió a caer en Uruguay.

Foto: Pixabay

El dólar en Uruguay volvió a caer, esta vez en consonancia con el escenario internacional, mientras a nivel local y global se abre un camino adverso para la corrección del atraso cambiario.

El dólar no pudo mantenerse en la línea de movimiento positivo que apenas duró una jornada, y volvió a caer aunque apenas un 0,04% al cierre de la jornada de ayer. Con una cotización final de 39,083 pesos, según el Banco Central del Uruguay (BCU), la divisa estadounidense sigue virtualmente “planchada” aunque peligrosamente cerca de la franja de los 38 pesos, en la que no se mueve desde hace casi un mes.

Con este comportamiento marcado por los altibajos, el billete verde acumula un retroceso del 0,21% en lo que va de febrero; aunque a nivel anual mantiene un saldo positivo del 0,16%, gracias al mejor desempeño durante enero. De todos modos, la cotización sigue lejos de las expectativas del mercado que, en la última encuesta del BCU, señalaron un dólar a 39,23 para fines de mes.

Las presiones internas y externas para un tipo de cambio que no repunta

En un escenario que ya no es positivo para el tipo de cambio, con las dificultades que ha estado demostrando para poder acoplarse a las semanas de valorización que ha tenido el dólar a nivel mundial, las próximas semanas pueden ser decisivas para la situación de atraso cambiario y pérdida de competitividad que experimenta desde hace más de un año el país.

En este sentido, dos factores pueden arrastrar aún más la cotización de la divisa: a nivel local, la decisión de poner pausa a los recortes de las tasas de interés por parte del BCU; y, a nivel internacional, el enfriamiento de las expectativas de bajas en las tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

En el primer caso, el Comité de Política Monetaria (Copom) resolvió ayer mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en el 9% con el que terminó el 2023. Para el tipo de cambio, esto significa seguir teniendo un peso fuerte, con una rentabilidad que está cuatro puntos por encima de la inflación —e incluso tres puntos sobre las peores perspectivas de los agentes del mercado.

En el segundo caso, la disminución de las expectativas de futuros recortes por parte de la Fed —las apuestas se trasladaron, en su mayoría, hacia junio para la primera baja— permitieron dar a los operadores un respiro, en tanto prevén cierta estabilidad en los mercados. Esto generó, en principio, que el índice dólar cayera nuevamente, un 0,03% hasta las 103,95 unidades.

Para los analistas, “es evidente que algunos de los respaldos del dólar estén algo cansados”, y la divisa se encamina a su primera caída semanal del 2024. Para Uruguay, esto puede significar una mayor presión a la baja para el tipo de cambio, en caso de que, finalmente, responda de manera más directa a los movimientos internacionales de la moneda.

Dejá tu comentario

Te puede interesar