14 de octubre 2023 - 09:56

El dólar cerró su cuarta semana consecutiva al alza por primera vez desde el 2021

Octubre sigue siendo un mes positivo para la divisa estadounidense, que acumula una apreciación del 3,59% en lo que va del mes.

El dólar en Uruguay alcanzó su cuarta semana consecutiva de apreciación.

El dólar en Uruguay alcanzó su cuarta semana consecutiva de apreciación.

Foto: Freepik

El dólar en Uruguay sigue alcanzando logros que no podía repetir desde hace meses e, incluso, años, en un octubre que promete, al menos, recuperar la totalidad del valor perdido por la divisa estadounidense en el 2023. En esta ocasión, y al cierre de la jornada de ayer, alcanzó cuatro semanas consecutivas positivas, algo que no sucedía desde diciembre del 2021.

A pesar de haber cerrado con una leve baja del 0,03% respecto del jueves, el dólar acumuló una variación positiva del 0,87% de punta a punta en la segunda semana de octubre; la cuarta consecutiva en lograr avances en su cotización al llegar al viernes. La divisa cotizó a 39,94 pesos, según los datos del Banco Central del Uruguay (BCU), y sigue sin poder romper otro récord cercano: alcanzar la franja de los 40 pesos, en la que no opera desde fines del año pasado.

De todos modos, el mes viene siendo extremadamente positivo para el dólar, acumulando una apreciación del 3,59% en lo que va de octubre —apenas 10 jornadas cambiarias— y perfilándose a lo que puede ser su mayor suba mensual en todo el 2023, hasta el momento. Aunque en el año todavía registra una caída del 0,33%, de continuar el rally alcista que viene manteniendo, es posible que logre recuperar el valor perdido.

Los factores internacionales pueden cambiar el rumbo

A pesar de las buenas noticias generales en cuanto a los niveles del dólar, tanto el mercado como los inversores aguardan lo que ocurrirá en Estados Unidos, donde la inflación se mantuvo estable y se aguarda por el comportamiento de la Reserva Federal (Fed) con respecto a las tasas de interés.

En este sentido, la hipótesis de que el banco central estadounidense finalmente no llevará a cabo una nueva suba antes de fin de año impacta de dos formas en el escenario local: por un lado, alimenta la posibilidad de un nuevo recorte de la Tasa de Política Monetaria (TPM) por parte del BCU —lo que seguiría haciendo al peso menos interesante en términos de rentabilidad, haciendo que los inversores se inclinen más por el dólar—; pero, al mismo tiempo, el tipo de cambio en el país estará directamente vinculado con lo que ocurra con el dólar global, que podría verse no tan favorecido por la limitación de los intereses.

A su vez, habrá que ver que hará el gobierno respecto del dólar, en tanto necesita mantener una cotización no tan elevada para que la inflación se mantenga dentro del rango meta.

De todos modos, vale recordar que los analistas consultados por el BCU recortaron la proyección del dólar para el cierre del año y esperaban que termine en 39,40 pesos, un nivel inferior al que opera hoy.

Dejá tu comentario

Te puede interesar