30 de enero 2024 - 11:41

El FMI corrige a la baja el crecimiento de América Latina por el efecto Argentina

El organismo estima un crecimiento del PBI del 1,9% este año, 0,4 puntos porcentuales menos que la proyección de octubre.

El FMI pidió que Uruguay mantenga una política monetaria estricta para el control de la inflación.

El FMI pidió que Uruguay mantenga una política monetaria estricta para el control de la inflación.

El producto bruto interno (PBI) de América Latina y el Caribe crecerá apenas un 1,9% este año, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su última actualización de perspectivas económicas, lo que representa 0,4 puntos porcentuales menos que la estimación de octubre.

El FMI, que presentó este martes su "Actualización de perspectivas de la economía mundial", proyecta que el crecimiento económico de la región disminuya de 2,5% estimado en 2023 a 1,9% este año, y que aumente hasta 2,5% en 2025, lo que corresponde a una revisión a la baja para 2024 de 0,4 puntos porcentuales respecto de la proyección del informe WEO de octubre pasado.

"La revisión de las previsiones para 2024 refleja un crecimiento negativo en Argentina en el contexto de un importante ajuste de las políticas para restablecer la estabilidad macroeconómica", dijo el FMI que, no obstante, espera que una expansión ligeramente mayor que hace tres meses tanto de Brasil como en México, las mayores economías de América Latina.

Para Argentina, el organismo internacional redujo drásticamente su pronóstico para la actividad económica desde un crecimiento del 2,8% a una contracción del 2,8%, lo que pesó en su panorama para el conjunto de la región.

Mientras que en el caso de Brasil se registran mejoras de 0,2 puntos porcentuales y de 0,6 puntos porcentuales para México, principalmente a causa de los efectos de arrastre de una demanda interna más fuerte de lo esperado y un crecimiento mayor de lo previsto en los principales socios comerciales.

La actualización de las perspectivas económicas del FMI no contiene ninguna mención a Uruguay. No obstante, en la edición de octubre el organismo estipuló en 1% el crecimiento del PBI para 2023 como consecuencia de la histórica sequía, mientras que para este año el indicador es de 3,2%.

El FMI espera, en tanto, que el crecimiento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo se sitúe en el 4,1% en 2024, frente al 4,0% previsto a finales del año pasado.

¿Qué espera el FMI para la economía mundial?

Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional sitúan al crecimiento mundial en 3,1% para este año y en 3,2% en 2025, lo que supone que una mejora de 0,2 puntos porcentuales a las previsiones de la edición de octubre pasado de las perspectivas de la economía mundial.

Entre las razones, el organismo mencionó la resiliencia mayor de lo esperado en Estados Unidos y en varias economías de mercados emergentes y en desarrollo, así como al estímulo fiscal anunciado recientemente en China.

De todos modos, las previsiones para 2024–25 son inferiores al promedio histórico de 3,8% registrado en el período 2000–19, ante "las elevadas tasas de interés de política monetaria para combatir la inflación, el repliegue del apoyo fiscal en un entorno de fuerte endeudamiento que frena la actividad económica y el bajo crecimiento de la productividad subyacente".

Dejá tu comentario

Te puede interesar