3 de mayo 2024 - 13:58

El gobierno declaró la emergencia vial nacional, ¿de qué se trata?

La decisión fue en respuesta a un pedido del Congreso de Intendentes y ante la cercanía de la cosecha de soja, por el mal estado de la caminería rural.

El gobierno declaró la emergencia nacional vial por el estado de la caminería rural en varias zonas de Uruguay.

El gobierno declaró la emergencia nacional vial por el estado de la caminería rural en varias zonas de Uruguay.

El gobierno decretó la emergencia vial en todo Uruguay debido al estado de la caminería rural, producto de las intensas lluvias e inundaciones en varias zonas del país que tuvieron lugar en las últimas semanas. Fue en respuesta a una solicitud del Congreso de Intendentes.

Tras varios reclamos al respecto, el Poder Ejecutivo declaró la emergencia nacional vial, con el objetivo de que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) pueda asignar recursos extraordinarios para la recuperación de los caminos rurales necesarios para poder llevar a cabo las últimas etapas de la cosecha de soja, fundamental para las exportaciones del país.

Según explicó el titular del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), José Luis Falero, “fue una solicitud del Congreso de Intendentes que es razonable producto del alto volumen de lluvia que se ha ocasionado en los últimos meses y que ha afectado sensiblemente la red de caminería rural". La urgencia era particular en tanto se aproxima la cosecha de soja: “Existe una preocupación entendible”, señaló el jerarca, en diálogo con Telemundo.

Ante la necesidad de poder salir de los campos de soja con los camiones cargados de granos, hacia el puerto, la idea es hacer una “tarea en conjunto” con las intendencias, a partir de un “aporte extraordinario” por parte del MEF y con los relevamientos de caminos que necesitan una reparación más inmediata. “A partir de la semana que viene comenzarán los arreglos”, adelantó Falero, que también aclaró que los mismos estarán orientados a “que por lo menos podamos salir con la producción”.

La queda de Olivera por los camiones de UPM

El estado de la caminería rural ya se había puesto en escena cuando el intendente de Paysandú, Nicolás Olivera, se quejó por el tránsito de camiones de gran porte, desde y hacia la planta de UPM 2 en el departamento, incluso en medio de las lluvias. Esto, según señaló, podría provocar la rotura de las calles.

"Los señores de UPM pensarán que somos un país bananero y pueden hacer lo que quieran. En plena emergencia vial, cero respeto a las normas, a las autoridades, a los vecinos. Cero sensibilidad. Se agotó la paciencia con estos atrevidos", expresó en redes sociales, al respecto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar