7 de septiembre 2023 - 11:44

Imputaron al presidente de FFOSE por la bomba de humo en OSE

La audiencia estuvo a cargo de la fiscal adscripta Fabiana Corbo, tras el retiro de la fiscal Gabriela Fossati, que llevó a cabo la investigación.

La Fiscalía pedirá la imputación de Federico Kreimerman por encender una bomba de humo en una manifestación en la capital de Uruguay.

La Fiscalía pedirá la imputación de Federico Kreimerman por encender una bomba de humo en una manifestación en la capital de Uruguay.

Foto: @fedekf

La justicia imputó hoy, a pedido de la Fiscalía, al presidente del sindicato de la Administración Nacional de Obras Sanitarias del Estado (OSE), Federico Kreimerman, por el delito de atentado especialmente agravado luego de que prendiera una bomba de humo dentro de la sede de la empresa estatal de Uruguay en una manifestación contra el proyecto Arazatí.

Tras el pedido original de la fiscal Gabriela Fossati —quien dejó de integrar el ministerio público desde el lunes pasado—, la fiscal adscripta Fabiana Corbo estuvo al frente de la audiencia de formalización de la imputación contra el presidente de la Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE), por los hechos ocurridos el 13 de junio. Según el vocero de Fiscalía, Javier Benech, Kreimerman le reconoció a la fiscal que fue quién prendió la bomba de humo con el objetivo de interrumpir la licitación del proyecto Arazatí.

Frente a esto se lo imputó por el delito de atentado especialmente agravado, el cual contempla una pena de entre tres meses de prisión y tres años de penitenciaría; y que se describe en el artículo 171 del Código Penal como una acción que usa “violencia o amenaza contra un funcionario público, con alguno de los siguientes fines: el de impedirle al funcionario asumir la función o tomar posesión del cargo, el de estorbarle su libre ejercicio, el de obtener su renuncia o la prepotencia, el odio o el menosprecio".

El reclamo sindical contra la imputación

Según la defensa de Kreimerman, encabezada por el abogado Juan Fagúndez, “no se cumplen los requisitos para el tema penal” ya que, tal y como declaró el presidente de FFOSE, el objetivo detrás de la bomba de humo fue “llamar la atención” e “interrumpir una actividad”, mas no atacar o violentar a ningún funcionario —que ni siquiera se encontraba en el mismo piso que la manifestación.

En su momento, para Fossati “hubo un exceso con la intención de obstaculizar el acto licitatorio (del Proyecto Neptuno) que se estaba llevando adelante”, independientemente de que el hecho se produjo en el contexto de una movilización.

Por otra parte, distintos sindicatos respaldaron a Kreimerman —el que dirige, a la cabeza—, y coincidieron en que el accionar de la Fiscalía es un paso hacia la judicialización de la protesta social en el país. En ese sentido, el PIT-CNT expresó su “profunda preocupación y rechazo” y advirtió sobre la actitud “muy negativa y peligrosa” de avanzar en un juicio contra el presidente de FFOSE por los hechos que se le imputarán hoy.

En un comunicado, la central sindical también llamó a las “autoridades pertinentes a garantizar un proceso legal debidamente justo y transparente, en el cual se tomen en cuenta las circunstancias y el contexto real en el que se realizó la acción, que de ningún modo puede ser calificada de tal forma”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar