22 de noviembre 2022 - 13:31

La Junta Nacional de Drogas apoyó el proyecto del turismo cannábico, pero con críticas

El organismo pidió corregir la inequidad con los extranjeros no residentes y la falta de puntos de venta legales.

La Junta Nacional de Drogas (JND) señaló los problemas centrales del proyecto de turismo cannábico en Uruguay.

La Junta Nacional de Drogas (JND) señaló los problemas centrales del proyecto de turismo cannábico en Uruguay.

La Junta Nacional de Drogas (JND) dio el visto bueno al proyecto de ley que habilita el turismo cannábico en Uruguay y que se encuentra en estudio por la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, aunque criticó la inequidad con los extranjeros no residentes en cuanto al consumo y la falta de puntos de venta de cannabis para los visitantes, más allá de las farmacias o clubes cannábicos.

El titular de la JND, Daniel Radío, expresó frente a los legisladores la aprobación del organismo respecto del proyecto, pero expuso las críticas y cuestionamientos que comparte el sector sobre la propuesta del “turismo cannábico”. En este sentido, señaló en primer lugar el concepto mismo que titula la iniciativa, en tanto incremente el estigma sobre el tema.

Otro de los puntos que identificó como un problema es que la normativa uruguaya estableció una inequidad para que extranjeros no residentes puedan comprar legalmente marihuana, en tanto parecen no estar comprendidos en la ley. Al respecto, Radío señaló que el consumo va a existir de todas formas, por lo que la discusión debe darse en torno a qué canales o a través de qué vías se podrá llevar a cabo dicho consumo.

La falta de puntos de venta como cuestión central

Durante la sesión parlamentaria, el titular de la JND también señaló la falta de puestos de venta de cannabis para extranjeros visitantes como otro de los problemas centrales del proyecto presentado por el diputado frenteamplista Eduardo Antonini.

Sobre esto, Radío señaló que el cannabis solo puede venderse en farmacias, ya que los clubes cannábicos no están permitidos para extranjeros no residentes, y tampoco pueden vender marihuana al público, en tanto no cumplen los requisitos necesarios ni la comercialización está dentro de la naturaleza de estos espacios.

Por su parte, Gonzalo Maciel, integrante del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), señaló también que el proyecto de ley es bastante restrictivo respecto de los puntos de venta en tanto solo habla de farmacias, y pidió que el tema se trate en el Parlamento, sobre todo considerando que, de aprobarse el “turismo cannábico”, ingresarían cerca de 100.000 personas por año a consumir cannabis según la consultora Cifra; un aumento de al menos 1.470 kilos anuales que se vería restringido por el cuello de botella en el nivel de ventas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar