22 de junio 2023 - 14:53

Mientras el Mercosur avanza con la UE, Lacalle Pou acelera el paso con China

El Mercosur presentará su contrapropuesta para acercarse más al cierre del acuerdo con la Unión Europea, algo que Uruguay necesita para avanzar con el TLC con China.

Uruguay continúa intentando avanzar en el TLC con China.

Uruguay continúa intentando avanzar en el TLC con China.

El presidente Luis Lacalle Pou se reunió con Qiu Xiaoqu, representante Especial del Gobierno Chino para Asuntos Latinoamericanos y Caribeños, con el objetivo de seguir trabajando en la agenda bilateral, mientras el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur parece estar cada vez más próximo a cerrarse, en un escenario que se torna positivo para Uruguay y sus intenciones de alcanzar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con China.

El gobierno uruguayo no se da por vencido en su agenda aperturista y en tener a China como principal socio comercial en la estrategia de acuerdos bilaterales, a pesar de las señales de enfriamiento que recibió en los últimos meses. En ese sentido, y a pesar de que entienden que el TLC no será algo que se dé a corto plazo, Lacalle Pou y Cancillería buscan acercar lo que más que puedan ambos países para alcanzar el horizonte ideal en cuanto se pueda.

Al respecto, ya hay definida una nueva visita de la delegación uruguaya al país asiático para agosto, la cual estará encabezada por el vicecanciller Nicolás Albertoni, que también presidirá una comisión bilateral de comercio e inversiones. El próximo paso es preparar allí el viaje que hará luego Lacalle Pou, estimado entre octubre y noviembre.

Mientras tanto, el presidente recibió a Qiu Xiaoqu, un enviado por parte de Xi Jinping, en la Torre Ejecutiva, donde avanzaron en temas de la agenda bilateral.

Embed

Una señal positiva desde Europa

Mientras tanto, las negociaciones para definir los detalles finales al acuerdo entre la UE y el Mercosur entran en una fase decisiva, a pesar de que todavía hay cautela sobre si se logrará cerrar definitivamente el documento este año.

En ese sentido, la semana que viene los países que integran el bloque regional —Uruguay, Brasil, Argentina y Paraguay— deberán presentar su contrapropuesta a la minuta de demandas de la UE para continuar avanzando en las negociaciones que, según la Comisión Europea, son prioritarias para el continente del hemisferio norte.

El mayor problema —además de la oposición francesa— estará en la intención europea de que el acuerdo contemple la protección ambiental y las responsabilidades de cada parte, algo que no fue bien recibido por parte del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, debido a que convertiría compromisos ambientales voluntarios a la luz del Acuerdo de París en metas vinculantes y obligatorias. Al respecto, Brasil buscará continuar las conversaciones ya a un nivel político y no solo técnico y comercial.

Sin embargo, que las negociaciones avancen son buenas noticias para los objetivos uruguayos con China. Esto se debe a que el acuerdo UE-Mercosur es una prioridad para Lula da Silva antes de sentarse a negociar un TLC regional con el país asiático; y, en paralelo, la armonía de la región —y un acuerdo de mayor envergadura— es la intención predominante en Pekín.

Por lo tanto, para el gobierno uruguayo contar con el respaldo de Lula y de todo el bloque podría ser la condición necesaria para que las negociaciones bilaterales con China —que mantiene desde hace meses y dentro de la cual la presentación de los estudios de factibilidad están a punto de cumplir ya un año— lleguen a buen puerto. Y para ello, lograr cerrar el acuerdo con la Unión Europea será un paso previo necesario.

Dejá tu comentario

Te puede interesar