28 de febrero 2024 - 09:10

Moody's mejoró la calificación de la empresa que opera Tres Cruces

Gralado S.A. recibió una mejora en la calificación de emisor en moneda local y en sus acciones, a partir de la extensión de la concesión de la terminal, el shopping y el estacionamiento hasta 2041.

Moodys elevó la calificación crediticia de la empresa que opera la terminal de Tres Cruces en la capital uruguaya.

Moody's elevó la calificación crediticia de la empresa que opera la terminal de Tres Cruces en la capital uruguaya.

Moody’s Uruguay mejoró la calificación de riesgo sobre la empresa Gralado S.A., que explota en régimen de concesión de obra pública la terminal de ómnibus de Montevideo Tres Cruces, del centro comercial anexo que lleva el mismo nombre y del estacionamiento. La mejora se dio tanto en la calificación de emisor en moneda local como en la de las acciones de la compañía.

En el primer caso, la nota pasó de A.uy a AA-uy, con perspectiva estable; mientras que en el segundo, mejoró desde 3.uy a 2.uy.

En su informe, la calificadora Moody’s señala que la mejora de la nota crediticia se debe a la mayor previsibilidad sobre la generación de flujos futuros de Gralado, a partir de la exención de la concesión de la terminal de ómnibus hasta 2041. A esto se suma, además, la recuperación de las visitas y las ventas del shopping Tres Cruces, que ha contribuido también a consolidar la posición financiera de la empresa.

Sobre las fortalezas crediticias, se destaca particularmente la alta tasa de ocupación de su superficie alquilable, lo que se traduce en una fuente de ingresos consistente.

Asimismo, el informe señala que “la compañía presenta sólidos márgenes de rentabilidad y una elevada previsibilidad en la generación de flujo de fondos, lo que permite afrontar con mayor holgura las obligaciones financieras”.

Un fuerte plan macroeconómico

En setiembre, al gerenta general de Moody's, Daniela Valenzuela, sostuvo que Uruguay tiene un robusto plan de herramientas macroeconómicas prudenciales que se implementaron a partir de la crisis del 2000; el cual se complementa con la manera en que se maneja la política en el país, basada en acuerdos mutuos entre oposición y oficialismo.

Por otro lado, “la disposición y capacidad del actual gobierno para aprobar reformas que aborden los desequilibrios macroeconómicos, incluida una reforma del sistema de seguridad social, son positivas en términos crediticios”. Aunque, todavía existen desafíos relacionados a credibilidad en torno a la política monetaria, “debido a la dificultad que han enfrentado las autoridades para cumplir con las metas de inflación”.

Desde Moody’s, estableció la gerenta general, consideran que “Uruguay seguirá respaldada por reservas fiscales comparativamente grandes y amortiguadores externos, así como prácticas de gestión de activos y pasivos muy fuertes”. En ese sentido, esperan que las medidas del gobierno actual para disminuir el déficit fiscal ayuden a estabilizar las métricas de dudas para los próximos tres años.

“Los desafíos crediticios incluyen rigideces estructurales en la composición del gasto del gobierno y una proporción relativamente alta, aunque disminuida, de deuda del gobierno en moneda extranjera y dolarización del sistema financiero”, agregó Valenzuela.

Dejá tu comentario

Te puede interesar