18 de mayo 2024 - 09:30

¿Qué pasará con las cosechas de soja y arroz?

A pesar de las lluvias y las pérdidas por el exceso de agua y las demoras en las cosechas, todavía se esperan buenos rendimientos para ambos cultivos.

A pesar de las lluvias, las cosechas de arroz y soja en Uruguay tendrán buenos rendimientos.

A pesar de las lluvias, las cosechas de arroz y soja en Uruguay tendrán buenos rendimientos.

Foto: Presidencia

Las condiciones climáticas vuelven a ser un factor de preocupación entre los productores a medidas que se acerca la época de cosecha, pero esta vez, a diferencia del año pasado, no es la falta de agua el problema sino el exceso de ella: en lugar de una sequía, Uruguay experimenta los efecto de El Niño, con intensas lluvias e inundaciones que demoraron las zafras y pone en riesgo los buenos rendimientos esperados para granos como la soja y el arroz.

Sin embargo, y con el inicio de las primeras cosechas intensas en el oeste y centro del país, la producción de soja —uno de los principales productos de exportación del país— todavía se encuentra en buenos niveles, por encima de las 3 millones de toneladas esperadas y con posibilidad, todavía, de ser una zafra récord tras los magros resultados del 2023. Según informó Blasina y Asociados, si bien en varios lugares las pérdidas evitaron alcanzar las proyecciones de 2.800 kilos por hectáreas, la mayoría declara entre 2.500 y 2.700 kilos, por lo que las expectativas son buenas.

Claro que habrá que esperar las lluvias de los próximos días y que avance la cosecha antes de asegurar un pronóstico definitivo pero, por el momento, el panorama no pareciera ser tan negativo como aparentaba.

Para hacer un promedio, si se logra cosechar 1,3 millones de hectáreas a un promedio de 2.600 o 2.700 kilos por hectárea se obtendrían entre 3,4 y 3,5 millones de toneladas que podrían suponer un ingreso de divisas superior a los 1.400 millones dólares a un precio promedio de 420 dólares la tonelada, en un momento en el que el mercado domina la cautela tras las pérdidas del año pasado.

¿Qué pasa con el arroz?

Las lluvias también postergaron el cierre de la cosecha de arroz, otra de las que proyectaba buenos rendimientos. Si bien habrá pérdidas, sobre todo en las zonas más afectadas por la acumulación de agua, todavía se esperan buenos resultados en un escenario, además, de buenos precios para este grano ante la caída de la oferta brasileña, que tienen en Rio Grande do Sul —el estado más afectado por las inundaciones en Brasil— a su principal productor arrocero.

El presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago, admitió la existencia de dificultades y pérdidas, pero remarcó que, en general, se está en una buena zafra porque el rendimiento igual será históricamente elevado, próximo a los 9.000 kilos por hectárea, y porque ya se comercializó el 50% del grano a precios que han ido mejorando semana tras semana.

Hasta el momento, se ha relevado el 92% del área cosechada a nivel nacional, con algunas zonas inundadas o con la caminería rural gravemente afectada que impide el paso de las cosechadoras y los camiones de transporte; principalmente en la zona norte de Rocha.

Lago advirtió que las dificultades en la cosecha harán perder kilos, por lo que se espera una producción final de 8.800 kilos por hectárea. Eso permitirá una producción global de 1,3 millones de toneladas de las cuales ya se comercializó el 50% a valores que han llegado ya a más de 700 dólares por tonelada para el grano elaborado.

Dejá tu comentario

Te puede interesar